Misterios del Mundo Vegetal: Árnica


La árnica, Arnica montana, también llamada estornudadera o tabaco de montaña, es una planta herbácea vivaz originaria de Europa donde crece de forma silvestre y puede llegar a alcanzar medio metro de altura. La árnica pertenece a la familia botánica de las Asteraceae, igual que la manzanilla y la caléndula o maravilla.... Existe una variedad en América del Norte, se la conoce como Arnica chamissonis. 


Un poco de historia ...

Los primeros documentos escritos que hablan de Arnica montana L. se remontan al Medievo. Las ilustraciones más antiguas conocidas del árnica se encuentran en el tratado de botánica de Matthiolus (1558) donde se describía la planta con el nombre de alisma. Las obras de botánica más recientes mencionan la planta con los sinónimos indicados anteriormente. 

La mención "llamada árnica por los médicos" aparece por primera vez en 1625 en un tratado de botánica - editado por Caspar Bauhin - de Johann Jacob von Tabemaemontanus. Este libro describe las virtudes  medicinales de la planta tal como se conocen todavía hoy: "Sirve para curar los que han sufrido una caída importante o se hayan lastimado trabajando". Solamente en el siglo XVIII el árnica empieza a tener un papel importante de primera categoría y empieza a ser objeto de numerosas tesis de medicina científica, disciplina entonces en pleno desarrollo. 

Estos trabajos describían ya entonces que "con el uso del árnica es necesario ser extremadamente prudentes ya que se trata de un remedio que actúa rápidamente en pequeñas dosis". Así es como el árnica se encuentra entre las plantas que hayan influenciado Hahnemann, el fundador de la Homeopatía. Goethe mismo la apreciaba muchísimo y se hacía preparar una tisana de árnica cada vez que sufría de la esclerosis coronaria debido a su edad.


Propiedades ...

- Esta planta posee magníficas propiedades para nuestra piel al suavizarla e hidratarla. Además, mejora y regula la grasa de la piel o cuero cabelludo con seborrea. Asimismo, la árnica puede ayudar a prevenir la alopecia.

- Esta planta mejora los casos de irritación, prurito, acné o eczema. Para ello, preparar una infusión y aplicarla de forma local.  También podemos optar por el aceite, cataplasmas o ungüentos.

- Es muy efectiva para combatir inflamaciones, dolores o moratones. 

- Esta planta medicinal es un remedio natural para las luxaciones, golpes, traumatismos y torceduras. Se aplica de forma externa en forma de cataplasma, elaborando un ungüento o aceite infusionado con árnica.

- Acelera la recuperación en casos de tromboflebitis y de los edemas producidos por traumatismos.

El árnica contiene flavonoides como el astragolósido, quercetol-e-glucogalacturónido e isoquercitrósido, además de lactonas como la helenalina y la diihidrohelenalina, ácido cafeico y ácido clorogénico. Dichos componentes, al frotarlos con la piel en el lugar donde tenemos el esguince o el golpe, producen un incremento de calor localizado aumentando así la cantidad de sangre que fluye por dicha área. Este aumento de afluencia de sangre es lo que provoca que se diluya el moratón que tenemos en la piel.

- Facilita la buena cicatrización de heridas masajeando la zona con aceite de árnica.

-  Actúa contra la fiebre aplicando un paño mojado en infusión de árnica sobre la cabeza.

- Magnífica como enjuague bucal y para hacer gargarismos.

- La aplicación externa mejora las hemorroides...


La ingestión de árnica, sobretodo por periodos largos de tiempo está completamente contraindicado, al ser una planta tóxica. Por ello únicamente debe ser empleada de forma externa. Incluso en estos casos, no se aconseja su uso en caso de:
  • Embarazo y lactancia.
  • Bebés y niños.
  • Piel sensible: pueden causar enrojecimiento de la piel e irritación dérmica.
  • Heridas abiertas: puede causar intoxicación.
  • Sangrados: al igual que en las heridas abiertas, puede causar intoxicación.
  • Alergias y personas sensibles a esta planta.

Propiedades brujeriles ... 

El árnica está asociada al Sol. Es una de las doce plantas sagradas de los Rosacruz y se utiliza en rituales para representar el elemento fuego, y para transformar y activar cualquier tipo de situaciones.

Esta hierba es un poderoso protector contra los hechizos y maldiciones. Los antiguos germanos consideraban que la árnica les protegía contra los rayos. También se dice que disuelve situaciones tristes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario