Mên-an-Tol


El Mên-an-Tol se encuentra en Cornwall, Inglaterra. Sus coordenadas son  
50.158605 ° N 5.604441 ° W. 
El Mên-an-Tol consiste en una piedra agujereada de 1,2 m con un gran agujero redondo de 51 cm de diámetro, lo suficientemente grande como para que una persona adulta pueda gatear por ella.

A ambos lados de ella hay dos piedras verticales de 1.3m de altura. También hay una piedra caida, y a lo lejos se ven los restos de otras piedras. Lo que se puede ver hoy en día son los restos de un círculo de piedra, que constaba originalmente de 19 piedras tal y como sucede en los otros círculos de piedra de West Penwith.


La ubicación exacta y la función de esta piedra agujereada es desconocida, aunque existen ciertas leyendas en torno a ella, por ejemplo, algunas relacionadas con la curación o incluso la adivinación.

Inicialmente se la conocía como la Piedra Crick, y se creía que gatear a través del agujero nueve veces, curaba el raquitismo, la escrófula o era bueno para el dolor de espalda ... Los niños lo atravesaban 3 veces.

También se creía que si se colocaba un alfiler de latón en la piedra, las preguntas podrían ser respondidas mediante el movimiento del alfiler. Hoy en día, todavía se utiliza en ceremonias que implican el "renacimiento o la transformación en otras realidades".

Dibujo y plano de W. Borlase (1769)



No hay comentarios:

Publicar un comentario