Sacrificios humanos en la Antigüedad


A lo largo de la historia la sangre ha formado parte de los ritos, costumbres y tradiciones de casi todas las civilizaciones de este planeta. Ese fluido vital, ha alimentado tierras, creencias y la perversidad del ser humano a lo largo de la historia. En la mayoría de las civilizaciones antiguas se ofreció como tributo a las distintas divinidades que reinaban en el gran domo. Ya fuera para el gran astro divino, el señor de las mareas o para honrar a los espíritus de los antepasados, la sangre nunca ha dejado de derramarse. Los métodos de sacrificio eran de lo más variados: la hoguera, la lapidación, el desmembramiento, la estrangulación, el ahogamiento, la decapitación ...

Pero entremos en materia ... ¿Cuál era el verdadero motivo que les llevó a realizar estos rituales de sangre? Acaso los dioses exigían un precio tan alto? O había otra razón "oculta"?

Si tenemos en cuenta que las víctimas eran por lo general de baja condición social o esclavos, mientras que los instigadores solían ser personas de alto estatus social, como sacerdotes y jefes, nos lleva a pensar que estos sacrificios humanos para castigar violaciones de los tabúes, desmoralizar a la clase baja e infundir miedo, las élites del poder fueron capaces de mantener y construir un control social. El sacrificio humano era utilizado para preservar el poder, eso sí, con la excusa de una justificación sobrenatural para el castigo. No olvidemos que muchos de estos gobernantes se creían a menudo descendientes de los dioses y el sacrificio humano ritual era la demostración definitiva de su poder.


Los sacrificios humanos en la antigüedad ...

Cartagineses ... Es conocida la práctica de los cartagineses del tofet donde se enterraban niños calcinados entregados por los padres a los dioses. El tofet de la ciudad de Cartago es el más conocido pero esta práctica también se adoptó en las antiguas colonias fenicias de Sicilia, Cerdeña y Malta.

Mayas ...El sacrificio de los prisioneros recreaba el mito cósmico y fue clave en la ideología de los señoríos mayas. Los mayas de la época clásica y sus antecesores del Preclásico eran gobernados por dinastías de guerreros, para quienes el autosacrificio y el derramamiento de la sangre, y el sacrificio de la decapitación humana, eran obsesiones supremas.

Los mayas creían que el dios Chac habitaba en las profundidades del cenote y por eso se acostumbraba tirar guerreros, niños, jóvenes vírgenes con joyas valiosas y otras ofrendas, como parte de los sacrificios que buscan invocar a la lluvia. Los mayas realizaban distintos tipos de sacrificios humanos: los ceremoniales y los destinados a celebrar la conclusión de una conquista. En este caso el gobernante o caudillo de la ciudad conquistada era humillado con la derrota y sacrificado, a veces de inmediato, y otras veces seguía un ritual de preparación.

En cuanto a los sacrificios ceremoniales, se creía que las princesas vírgenes eran ofrecidas, en especial en Chichén Itzá, en su Cenote Sagrado, pero hallazgos arqueológicos en el fondo revelan que también eran sacrificados hombres, sobre todo niños. A unos 20 metros de profundidad con ayuda de dragas y buceos, se encontraron gran cantidad de ricas ofrendas rituales ... discos de oro repujado, cascabeles de oro, plata y cobre, joyas de jade, cristal de roca y ámbar, objetos esculpidos en hueso y en nácar, cráneos deformados, dientes mutilados, así como los esqueletos de 13 hombres, ocho mujeres y 21 niños entre uno y doce años.

Los sacerdotes mayas de la ciudad de Chichén Itzá sacrificaban niños arrojándolos a los cenotes para pedir a los dioses lluvia y campos fértiles. Algunos eran despellejados antes de ser ofrecidos a los dioses. De los 127 esqueletos que el arqueólogo Guillermo de Anda ha logrado reconstruir, a partir de los huesos rescatados del cenote entre los años 1961 y 1967, el 79% pertenece a niños entre 3 y 11 años, y el 21% restante a adultos, en su mayoría hombres.


Creta ... Pocas veces los resultados arqueológicos permiten una interpretación tan clara como en el caso de la excavación del templo cretense realizada por los esposos Sakellarakis, a unos 7 kms. del famoso palacio de Cnossos, en una zona conocida con el nombre de Anemospilia. Lo excepcional del hallazgo consiste en cuatro esqueletos de personas ocupadas todas ellas en la ejecución, de un sacrificio humano. Uno de los esqueletos pertenecía a una mujer de poco más de 20 años, otro a un hombre próximo a los 40 y un tercero de edad del que no se sabe su edad debido a su pésimo estado de conservación. El cuarto era un adolescente que se encontraba echado sobre uno de sus costados, con las piernas aparentemente atadas encima de un ara. Sobre su regazo se conservaba aún el lujoso cuchillo de bronce con el que se estaba ejecutando el sacrificio.

Celtas ... El pueblo Celta también era conocido por utilizar sacrificios humanos en pos de la religión y guiados siempre por un Druida. El sacrificio, consistía en hundir una espada en la espalda de la víctima y luego observar como se movía hasta morir. Esos espasmos eran considerados profecías por parte de los dioses.

Etruscos ... Los etruscos realizaban sacrificios humanos para asegurar la inmortalidad y otorgar un alma a la divinidad, los llamados dii animales. Para esto se ofrecía la sangre de unas víctimas a cambio de la del difunto. Un ejemplo es el de 307 prisioneros romanos que fueron sacrificados en el año 358 a.C para salvar las almas de unos etruscos fallecidos.

Aztecas ... Los Aztecas realizaban sacrificios humanos para evitar que el sol se apagara. Para ellos, la sangre era fuente de vida sagrada y se la ofrecían a Huitzilopochtli, el dios del sol, para que se nutriera. Esta civilización era bastante brutal a la hora de sacrificar humanos, tanto a enemigos capturados como a voluntarios. Debían subir las escalas hasta la cima del templo y allí un sacerdote cortaba su cuerpo desde la garganta al estómago, para luego remover el corazón y ofrecerlo a Huitzilopochtli.

En contraste con los sacrificios y las ejecuciones en Europa, en Mesoamérica no existía un desprecio por la víctima, sino que por el contrario se le honraba por ser un regalo para los dioses y él, entendía que su muerte significaría la entrada al Mictlán. Dentro de las tradiciones aztecas, existían tres diferentes tipos de ritos sangrientos: El Autosacrificio o las efusiones de sangre, Guerras Floridas y Sacrificios Agrarios.


Incas ... La historia del Imperio Inca estuvo llena de grandes descubrimientos, avances y también desastres naturales. Para evitar estos últimos, se realizaban sacrificios humanos. Generalmente se sacrificaban prisioneros, pero también a niños que eran criados especialmente para este fin.

Cuando los niños estaban preparados para el sacrificio, el sumo sacerdote los llevaba a la cumbre de una montaña, para posteriormente sacrificarlos a base de golpes en la cabeza o estrangulación ante los ojos del Sol a quien se le ofrecía el cuerpo como tributo.

Otra parte del ritual, según reveló una investigación de la Universidad Británica de Bradford es que para prepararlos para el sacrificio, les administraban alcohol y hojas de coca durante meses. Estas sustancias fueron encontradas en momias de más de 500 años enterradas en los Andes argentinos.

Civilización sumeria
... Hacia el 2500 a.C, entre las tumbas reales de Ur se hallaron 74 esqueletos femeninos que pertenecerían a damas de la corte que habían sido enterradas frente a la tumba del rey a modo de sacrificio para que le acompañasen también en el más allá.

Con este mismo sentido se practicaba en el Antiguo Egipto. Durante la Dinastía I (3100 a.C) volvió a retomarse esta práctica ya abandonada. En el cementerio real de Abydos se han hallado diversas tumbas subsidiarias que contienen los restos de la servidumbre del rey que fueron sacrificados durante el funeral. No obstante, estos sacrificios acabaron abandonándose con el transcurso de la historia del A. Egipto realizándose sólo en sus inicios.


Antiguo Hawaii ... Las islas volcánicas que hoy constituyen Hawaii fueron hogar de culturas que practicaban elaborados sacrificios humanos para ganar el favor y la protección de Ku, el dios de la guerra. En los templos, conocidos como Heiau, se llevaba a enemigos, especialmente jefes de otras tribus y se les colgaba boca abajo sobre bastidores de madera. El sacerdote era ungido con el sudor de los hombres a sacrificar, los que eran golpeados hasta quedar blandos. Luego se les removían las vísceras y por último: su carne era cocinada o comida cruda.

Lusitanos de la Península Ibérica, pueblo del famoso caudillo Viriato. En el funeral de este jefe lusitano alrededor de 200 guerreros lucharon a muerte a modo de sacrificio humano, las luchas se presentaban por parejas y por turnos. Esta práctica ritual será prohibida por el procónsul de la Ulterior, Craso, entre el 95 y 94 a.C. Pero, también podemos hablar de los galaicos que sacrificaban machos cabríos y caballos pero también prisioneros a un dios de la guerra.


China, dinastía Shang ... La milenaria cultura china estuvo marcada por el uso de sacrificios humanos durante sus diferentes dinastías, pero especialmente en los tiempos de la dinastía Shang. Existían tres tipos de sacrificios: el foso; donde hombres jóvenes eran sacrificados, resembrados y enterrados sin sus posesiones materiales, la fundación; donde se sacrificaban niños y bebés de forma violenta para luego enterrarlos sin nada, y la internación; donde niñas pequeñas eran sacrificadas para luego ser enterradas según el ritual tradicional.

También se han encontrado diversos cráneos que muestran fuertes golpes, por lo que se ha llegado a la conclusión de que la causa de muerte se debía a los golpes ocasionados con palos. La mayoría de las personas que murieron de esta forma eran mujeres, muchas de ellas esclavas, así como prisioneros de otras tribus. Normalmente éstos se ofrecían a los espíritus ancestrales.

Otro de los rituales para sacrificar a alguien consistió en quemar los cuerpos. Este ritual, a diferencia de los anteriores, no era para honrar a sus antepasados, sino para adorar a los espíritus naturales. La agricultura era sumamente importante para las antiguas civilizaciones, por lo que su existencia dependía totalmente de la lluvia. Por ello se realizaban sacrificios, normalmente de mujeres, a las cuales se consideraba más efectivas para estos propósitos. Se buscaba adorar específicamente al río y a las deidades de la lluvia. Pedir para que ésta no faltara, pero sin que trajera consigo inundaciones.

Los sacrificios humanos como hemos podido comprobar suponían una práctica que aunque excepcionalmente y puntual en algunos casos, estuvo presente en prácticamente todo el mundo. Tampoco debemos olvidar los casos bíblicos como el de Abraham, a punto de sacrificar a su hijo Isaac, o el mismo Jesucristo que fue sacrificado para salvar a la humanidad.


Y hoy en día ... Sigue habiendo sacrificios rituales? Sin duda pienso que sí, los rituales satánicos y sacrificios humanos, especialmente de niños, son una clara evidencia de que esto sigue sucediendo, cuántas personas han desaparecido en el mundo sin dejar rastro? Es muy sencillo hablar de tráfico de órganos, abducciones y temas de lo más variopintos, pero creo que la explicación es mucho más sencilla!

No hay comentarios:

Publicar un comentario