Descubren una "tumba" piramidal en China


Un grupo de arqueólogos ha desenterrado una tumba en forma de pirámide en una zona donde se realizaban trabajos para construir un complejo residencial en Zhengzhou, China.

En la misma cámara donde está la estructura piramidal desenterrada por el equipo de la Oficina de Reliquias Culturales de Zhengzhou, hay otra tumba con forma de semicilindro. La cámara entera mide 30 metros de largo por 8 de ancho, fue construida con la entrada apuntando hacia el este, y está compuesta por un pasillo angosto seguido de un domo principal donde reposan las dos tumbas.

Por ahora no se conoce su antigüedad, ni tampoco a quién pudo pertenecer, pero, si tenemos en cuenta que Zhengzhou fue la capital de la Dinastía Shang y que a su vez, esta dinastía está considerada como una de las culturas más antiguas del mundo junto con la egipcia, india y babilónica, podemos intuir que esta tumba es muy antigua.



La Dinastía Shang es la segunda dinastía de la historia de China (1.766 a.C - 1.046 a.C) ...  Si bien es cierto, que hasta el siglo XX muchos expertos dudaban de su existencia dado que no se disponía de evidencias al respecto , sí se pudo confirmar su existencia gracias a los numerosos descubrimientos arqueológicos realizados a lo largo del siglo XX.

Los principales hallazgos arqueológicos en el valle del río Amarillo que han confirmado la existencia de los reyes Shang son los objetos rituales de bronce y, muy en especial, los huesos oraculares, caparazones de tortuga y grandes omóplatos de animales sobre los que se realizaban y escribían predicciones oraculares basadas en la piromancia.


Estas inscripciones tenían típicamente tres secciones: una pregunta para el oráculo, la contestación del oráculo, y el resultado que reflejaba si el oráculo tenía razón. Estos textos escritos en los huesos oraculares son la forma más antigua que se ha conservado de la escritura china y han desempeñado un papel fundamental en las investigaciones recientes sobre el origen y desarrollo de los caracteres chinos. La información proporcionada por los huesos oraculares provee una visión privilegiada de las primeras etapas de la civilización china sobre variados aspectos, como política, economía, cultura, religión, geografía, astronomía, calendario, arte y medicina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario