Chactún


Chactún es el nombre de un yacimiento arqueológico de la cultura maya ubicado en el actual estado de Campeche, en México.La ciudad presuntamente data del periodo maya clásico tardío (600 - 900 d de C.).


Un equipo de expertos mexicanos y de otras nacionalidades, de la National Geographic Society y el Instituto Nacional de Antropología e Historia, encabezado por el arqueólogo esloveno Ivan Šprajc, fueron los que descubrieron mediante fotografías aéreas esta antigua ciudad maya nunca antes reportada. 


Según Sprajc el descubrimiento fue posible gracias a fotos aéreas, tomadas con la técnica de la estereoscopía, habiéndose encontrado mediante este procedimiento "trazos que eran evidentemente vestigios arquitecturales", y precisándose en su día que: había estelas, altares y edificaciones piramidales alargadas.


El yacimiento consta de tres complejos monumentales que albergan diversas construcciones arquitectónicas, patios, plazas, monumentos esculpidos y dos canchas de juego de pelota. Entre los edificios hallados se encuentran varias pirámides (la más alta con una altura de 23 metros) y una serie de construcciones de tipo palaciego cuyo uso aún no ha sido del todo verificado, aunque se sospecha que pudiera ser residencial o administrativo. En la ornamentación de los edificios se encontraron inscripciones talladas con estuco pintado, una técnica poco frecuente.


No obstante, son las estelas y altares los que mejor reflejan el esplendor de la ciudad. Chactún destaca por la gran cantidad de altares y estelas, las cuales combinan inscripciones grabadas con otras en estuco pintado, una característica poco común en este tipo de monumentos. De las 19 estelas registradas hasta el momento, tres son las mejor conservadas. La denominada 1 da nombre al lugar, pues en ella se menciona que el gobernante K'inich B'ahlam "Clavó la Piedra Roja en el año 751 después de Cristo", según la interpretación preliminar realizada por el epigrafista del proyecto, Octavio Esparza Olguín. Las estelas 18 y 14 destacan por la epigrafía que aún se observa.


Otra singularidad de la ciudad, según explicó el INAH en un comunicado, es la reutilización de los monumentos por pobladores posteriores, posiblemente a finales del periodo clásico tardío o en el posclásico temprano ya que "algunas estelas fueron encontradas de cabeza, sin embargo, sabían que eran importantes y les rendían culto, pues se encontraron ofrendas de cerámica al frente de algunas de ellas", apuntó el epigrafista Octavio Esparza.

Estela 14 en el complejo sureste-  Foto: Mauricio Marat (INAH)

También resulta curioso que pese a la proximidad con Río Bec, su estilo arquitectónico difiere del mismo. No cuenta con torres gemelas, sino que se trata de estructuras piramidales más asociadas a la arquitectura del Petén campechano.

Estela 1 en el complejo oeste- Foto: Mauricio Marat (INAH)


No hay comentarios:

Publicar un comentario