Oxkintok


Oxkintok es un yacimiento arqueológico, que se localiza en el municipio de Maxcanú, en el estado de Yucatán, en México. Se caracteriza por la antigüedad de sus inscripciones calendáricas, por sus columnas de piedra antropomorfas, sus pirámides y, sobre todo, por la particularidad de sus edificios más tempranos. Sus numerosas estelas y dinteles labrados pueden verse en el sitio y en los museos yucatecos. Una de sus columnas antropomorfas se halla en el Museo Nacional de Antropología e Historia, de la capital mexicana.


Importancia del lugar ...  Oxkintok es considerado uno de los asentamientos más importantes del norte de Yucatán y, quizás, la ciudad más antigua de la región Puuc central. Su posición le permitió controlar el flujo de bienes comerciales procedentes del sur de la península y conectarse con otras culturas contemporáneas. Su cronología principal es Preclásico Superior y se extiende hasta el Posclásico Temprano, del 300 a. C., a aproximadamente 1200 d. C. Este lugar se encuentra dividido en tres secciones, Ah-Dzib, Ah-Canul y Ah-May.


El Satunsat o laberinto maya ... Los mayas creían en la cosmología, en el politeísmo y sobre todo en la magia. Este edifico encerraba estas tres ideas. Elevado en torno al 300 y abandonado sin razón aparente dos siglos después, muestra una planta laberíntica que se divide en tres niveles de piedra caliza, con diversos cuadros que la recorren de forma irregular y zigzagueante. Así se nos presenta el único laberinto maya que sigue en pie en toda América, y simbolizado en él la ideología de vida de este pueblo, pues representa la distribución del mundo según la entendían. El primer nivel representaría el cielo, el segundo la tierra y el tercero el inframundo. Entrar en este lugar suponía enfrentarse a todos los demonios que habitaban en ti, pasando por los infiernos y llegando al cielo.


Este edificio es de forma rectangular y mide alrededor de 20 m de largo por 10 m de ancho, con una altura máxima de 7 m en el lado oeste. Consta de tres niveles o pisos superpuestos que solo se aprecian desde la fachada oeste donde se encuentra el único acceso. Tiene 16 cuartos en su interior distribuidos en los primeros dos niveles y de una torreta que marca el final del laberinto en el tercer nivel.


Para acceder a los cuartos se tiene que recorrer los largos y estrechos pasillos que se comunican entre si por medio de pequeñas entradas y escaleras angostas que llevan a los diferentes niveles.El lugar es oscuro y la escasa iluminación es a través de pequeñas ventanas distribuidas en algunos de los laterales del edificio por los cuales entran los rayos del sol .Después de adentrarse por sus intrincados pasadizos y niveles, se encuentra una cámara mortuoria con los restos de uno de los grandes señores de Oxkintok.


Los datos arqueológicos sugieren que la construcción del Satunsat corresponde al periodo Clásico Temprano (300 a 500 d. C.), contemporáneo al auge del sitio de Oxkintok. Para la construcción del Satunsat los antiguos mayas aprovecharon el  desnivel natural del terreno modificando el afloramiento de laja, por lo que se puede decir que se trata de una cueva artificial, sobre la que se edificó el laberinto.

Las fachadas originales norte, sur y este, fueron modificadas posteriormente y quizás, fue cuando se construyeron también los 3 cuartos exteriores que rematan el edificio. Estas modificaciones corresponden al periodo clásico tardío  500 al 750 d. C. 


Los guardianes de piedra de Oxkintok  ... Seres gordos, ataviados con vestidos decorados con cuerdas entrelazadas, chalecos de malla y pectorales zoomorfos y que, a pesar de un saqueo indiscriminado, no han perdido la moral ni abandonado sus puestos de vigilancia.


Otras imágenes ...












No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada