El Meco


El Meco es un yacimiento arqueológico de la cultura maya precolombina, localizado en el sureste de México, en el territorio que hoy ocupa el estado de Quintana Roo, unos ocho kilómetros al norte del centro de Cancún.


La antigua ciudad maya de El Meco comenzó su existencia como un pueblo de pescadores en torno al año 300 d.C. Cuando los pescadores abandonaron la ciudad en el año 600 d.C, El Meco estuvo inactivo por casi 500 años, antes de que fuera repoblada como un próspero centro de comercio apreciado por su proximidad a la costa del Caribe. Como es la historia de muchos antiguos asentamientos mayas, la ciudad fue nuevamente abandonada durante el siglo XVI con la llegada de los españoles.


Durante las excavaciones arqueológicas se encontraron catorce estructuras con un templo principal.La estructura principal es un basamento de cuatro cuerpos superpuestos con una escalinata central; lo más relevante es que su estructura, de 12.50 m, es la más alta en el norte de Quintana Roo. 

La pirámide, también conocida como El Castillo, se encuentra en la Plaza A, con el mayor número de edificios dedicados a cuestiones civiles y religiosas, y las habitaciones de élite. El castillo muestra tres etapas constructivas y al pie de la escalinata se hallan dos cabezas que parecen de jaguar, en avanzado estado de deterioro; se trata de serpientes o representaciones de Kukulkán, la serpiente emplumada. 


La evidencia más antigua corresponde al periodo Clásico temprano, 300-600 dC, durante el cual El Meco era un caserío de pescadores dependiente de una capital regional, la ciudad de Coba. Durante los 400 años siguientes sus habitantes fueron abandonando el sitio, aunque a finales del Clásico terminal se registró un aumento de población. Las evidencias arqueológicas demuestran que para esa época se observan en la arquitectura y la cerámica, vínculos con pobladores del noroeste de la península y con los del Petén, Belice.


El sitio de El Meco tuvo un auge de construcción y es probable que haya fungido como centro religioso, ya que tiene, como he mencionado antes, la pirámide más elevada de la Costa Oriental norte que alcanza 12,50 m. de altura. El Meco pudo ser también puerto de embarque y de apoyo a los comerciantes hacia la Isla de Mujeres que de acuerdo con las crónicas fue también un centro religioso.










No hay comentarios:

Publicar un comentario