El Zapotal


El Zapotal se localiza en el municipio de Ignacio de la Llave, dentro de la región de La Mixtequilla. Se encuentra cerca de la carretera principal de dicho municipio, aproximadamente a cuatro kilómetros al oriente del sitio arqueológico Cerro de las Mesas y al oeste de la laguna de Alvarado.


Está integrado por montículos de tierra, distribuidos en un eje que corre de norte a sur. En este sitio arqueológico como en otros de La Mixtequilla, las técnicas constructivas consisten en estructuras hechas a base de tierra apisonada. Destacan por su altura entre diez a quince metros los basamentos llamados Cerro del Gallo, y el Cerro de la Gallina que se ubican en el norte y el sur respectivamente. Es notable también el montículo dos, que consiste en una plataforma rectangular donde se encontró una rica ofrenda cerámica relacionada con la cosmogonía mesoamericana.


El montículo dos se localiza al sur del sitio, muy cerca del Cerro de la Gallina. Es una plataforma de 76 metros de largo por 36 de ancho y 4 de altura. Esta construcción se realizó con tierra apisonada y algunas superficies quemadas para endurecerla y reforzarla. En el lado norte del montículo se localizó una escalinata que presenta nueve escalones, y en la parte central de Norte a Sur aparecieron superposiciones arquitectónicas.

Lo más representativo del montículo dos es la ofrenda integrada por un conjunto de monumentos entre los que destacan por su contenido simbólico el teocalli del "Dios de la Muerte".La deidad de la muerte se halla sentada en la parte central sobre un basamento mirando hacia el Norte, mientras que las "Cihuateteo" se encontraron escoltando a Mictlantecuhtli por la parte izquierda, entre otras esculturas tales como imágenes de guerreros, sacerdotes, y braseros. 



Mictlantecuhtli, dios de la muerte ...

Pese a haberse creado hace más de un milenio, este conjunto que recrea magistralmente el Mictlan conserva gran fuerza expresiva a través de materiales como tierra y arcillas sin cocción, enlucidos de cal y arena, pigmentos y aglutinantes de origen orgánico.
Ocupa una superficie de 6,93 metros de ancho y 9,30 de largo, y alcanza una altura de 1,90 metros, con la escultura de la deidad prehispánica.

Además se encontraron aproximadamente 190 entierros asociados a figurillas sonrientes, silbatos, sonajeros, cajetes, y esculturas zoomorfas, todas realizadas en barro cocido, excepto el teocalli de Mictlantecuhtli.


Los entierros descubiertos fueron estudiados por el antropólogo físico Jaime Ortega. Uno de los entierros corresponde al de una mujer a quien le falta el antebrazo derecho. En los entierros secundarios se descubrieron dos cráneos pintados, uno con decoración polícroma al temple y otro con motivos en negro. Además algunos de los cráneos que fueron estudiados por el doctor Arturo Romano presentan deformación cráneo-cefálica tabular fronto-occipital, la cual sólo está presente en entierros femeninos.

Según el doctor Romano este tipo de deformación intencional no se había detectado en ningún otro sitio de Mesoamérica. Los cráneos corresponden a individuos adultos y la mayoría pertenecen a entierros de mujeres. También aparecen entierros relacionados al sacrificio humano, como son los esqueletos desmembrados y decapitados.



1 comentario:

  1. Muy buena info..
    por favor.. contactame
    Facebook:Gerson Reyes

    ResponderEliminar