Dolmen de Vallgorguina


El Dolmen de Vallgorguina también llamado la Pedra Gentil está situado en el municipio de Vallgorguina, Barcelona (España) dentro del Parque Natural del Montnegre i el Corredor. Desde tiempos inmemoriales ha sido un lugar relacionado con brujas y aquelarres. En la actualidad sigue siendo un sitio muy frecuentado por ocultistas y adeptos a diferentes prácticas mágicas, incluidos los rituales satánicos.

En las inmediaciones se encuentra la iglesia románica de Santa Eulàlia de Tapioles.


Historia .... 

El dolmen está formado por siete megalitos verticales (tres de ellos de más de una pieza, una grande y una o dos pequeñas colocadas encima y/o abajo), dispuestos en forma circular y que soportan un gran bloque megalítico horizontal (partido por la mitad), unidos sin ningún tipo de argamasa.


El conjunto posee una altura aproximada de metro y medio. Algunas de sus piedras exhiben grafitis de índole mágico o satánico, dejados allí por algún inescrupuloso miembro de grupos pseudo-místicos sin idea alguna del verdadero valor de la historia del monumento. Poco se conoce respecto a la historia de este dolmen (“mesa grande de piedra”), sobre todo porque al no estar emplazado en su lugar original, y desconocerse el lugar exacto de la primera construcción del mismo, no ha sido excavado ni documentado arqueológicamente.

Por lo mismo, tampoco es seguro que su morfología actual sea la original, pues no hay documentos fotográficos del momento del cambio de emplazamiento y restauración, sin conocerse tampoco las circunstancias exactas de estos trabajos.

Moais de Vallgorguina

Según la tradición, fue por el siglo XIX que el dolmen, al constituir una molestia para un agricultor de una finca cercana, fue trasladado hasta lo alto del montículo donde hoy se encuentra, lo cual constituye un misterio en sí, ya que no sólo no sabemos si la restauración fue hecha a imagen y semejanza del monumento original (es una lástima), sino que además, no tenemos idea de cómo las piedras fueron transportadas por un solo hombre en el siglo XIX desde la finca hasta aquel montículo. Esto no constituye tarea fácil sin la ayuda de maquinaria.


Más tarde, a finales de siglo, la estructura fue nuevamente restaurada por Josep Pradell, propietario de la masía de Can Pradell de la Serra. Sobre su función, tampoco se sabe gran cosa, pero en general, este tipo de monumento megalítico era utilizado en la antigüedad con fines funerarios y religiosos. Se calcula que el de la Pedra Gentil podría tener entre 4.000 y 5.500 años de antigüedad, si bien se observan ciertas diferencias en el grado de erosión y la forma de las diferentes piezas, que podrían estar hablando de diferentes épocas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario