Rani-ki-Vav


Rani-ki-Vav es el pozo escalonado de la reina en Patan (Estado de Gujarat, India). Situado a orillas del río Saraswati, este monumento del siglo XI se construyó en un principio para honrar la memoria de un monarca. Los pozos escalonados constituyen un medio característico de captación y almacenamiento de aguas subterráneas en el subcontinente indio, donde se empezaron a construir desde el tercer milenio a.C. 


Concebido como un templo invertido para poner de relieve el carácter sagrado del agua, el Rani-ki-Vav posee siete plantas escalonadas con paneles esculpidos de gran calidad artística en los que se pueden admirar unas 500 esculturas principales y otras 1.000 secundarias de temática religiosa, mitológica y profana, con referencias frecuentes a obras literarias.


La decoración incorpora numerosas esculturas, la mayoría de Vishnu, en sus diferentes formas Krishna, Rama y otros. El pozo presenta una característica muy llamativa y es que desde él parte un túnel de casi 30 km que comunica con la ciudad de Sidhpur cerca de Patan, y que fue utilizado como vía de escape para el rey que lo construyó en tiempos de enfrentamientos. 


La cuarta planta del pozo es la más honda y da acceso a un depósito rectangular de 9,5 por 9,4 metros, a 23 metros de profundidad. El pozo propiamente dicho, que está emplazado en el extremo occidental del monumento, tiene 10 metros de diámetro y 30 de profundidad.


También existe un añadido en la parte oeste, construido en ladrillo y revestido de piedra. Durante años el entorno del pozo estuvo rodeado de plantas ayurvédicas (medicinales) que filtrando parte de sus minerales al agua, hacían que ésta tuviera propiedades medicinales, que ayudaban en el tratamiento de infecciones víricas y fiebres.










No hay comentarios:

Publicar un comentario