Parque nacional Beit Guvrin-Maresha


El Parque nacional Beit Guvrin-Maresha es un parque nacional en el centro de Israel, a 13 kilómetros de Kiriat Gat, que abarca las ruinas de Maresa, una de las ciudades importantes de Judá durante el tiempo del "primer templo", y Beit Guvrin, una importante ciudad en la época romana, cuando era conocida como Eleutheropolis.


Los artefactos arqueológicos descubiertos en el sitio incluyen un gran cementerio judío, un anfiteatro romano-bizantino, una iglesia bizantina, baños públicos, algunos mosaicos y cuevas que funcionaban como sepulcros.


La UNESCO describe las cuevas de Maresha y Beit Guvrin conocidas como “la ciudad debajo de una ciudad ", como "un microcosmos de la Tierra de las Cuevas". Se caracterizan por una selección de cuevas artificiales, excavadas desde la capa gruesa y homogénea de tiza blanda en las tierras bajas de Judea. Incluyen cámaras y sistemas con variadas formas y funciones, y situadas debajo de las antiguas ciudades gemelas de Maresha y Beit Guvrin, que dan testimonio de la sucesión de períodos históricos de la excavación. Su uso se extiende durante más de 2.000 años, desde la Edad de Hierro a las Cruzadas. Las excavaciones originales eran canteras, pero fueron transformadas para diversos fines agrícolas y la actividad local, como prensas de aceite, columbarios, establos, cisternas subterráneas y canales, baños, enterramientos y lugares de culto, incluso de escondite en tiempos difíciles.


Las cuevas de Tel Mares se remontan al siglo IX a.C. y su máximo apogeo fue durante los siglos II y III a.C. Las cuevas en Beit Guvrin fueron talladas en los primeros siglos de nuestra era, siendo las más espectaculares las de forma acampanada, talladas entre los siglos VI y VIII. El último uso de estas cuevas se produjo en el siglo X, marcando los 2.000 años de uso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario