Los cuencos cantores tibetanos

La música tibetana se construye sobre las vibraciones más profundas que un instrumento o una voz humana pueden producir, sonidos que parecen proceder de la matriz de la tierra o de la profundidad del espacio como una tormenta, desencadenándose el sonido mántrico de la naturaleza, que simboliza las vibraciones creativas del universo, el origen de todas las cosas. Anagarika Govinda, El Camino de las Nubes Blancas.

 Introducción ... 

Desde hace siglos, los lamas del Tíbet fabrican y utilizan unos cuencos metálicos especiales para inducir estados mentales de profundo bienestar, relajación y meditación, así como para tratar determinadas dolencias del cuerpo y de la mente.

Los cuencos tibetanos nacen del misterio en la antigua Tradición Chamánica Bön. Desde aquí las propiedades y usos de los cuencos tibetanos se pierde completamente. Primero porque hablamos de hace más de 3000 años, antes incluso de que la tradición Bön evolucionase al Budismo Tibetano, y después porque, a diferencia de otros objetos de poder utilizados por los monjes, de los que sí hay información sobre su uso, las propiedades de los cuencos tibetanos no se hicieron públicas, incluso ahora se describen como cuencos para comer que con el tiempo evolucionaron. Actualmente son hechos en Butan, Nepal, India y Tíbet. 


Las aleaciones antiguas llevaban hierro y níquel meteorítico , así como metales estelares que caían en “el techo del mundo”, ya que por la altitud el Tíbet es una zona propicia para la caída de meteoritos. Algunas fuentes afirman que están hechos al menos de siete metales sagrados, correspondientes al conocimiento de los siete cuerpos celestes: ORO: el Sol COBRE: Venus PLOMO: Saturno PLATA: la Luna HIERRO: Marte MERCURIO: Mercurio ESTAÑO: Júpiter.

Según estas filosofías, cualquier alteración en la salud física, mental o emocional tiene que ver con un desequilibrio, con una descompensación vibratoria. Es decir, cuando determinadas células comienzan a vibrar a una frecuencia diferente del resto de cuerpo, estas células enferman. Los cuencos tibetanos se han utilizado y se siguen utilizando para modificar la estructura celular alterando su vibración. Por supuesto, también se afecta a las células del sistema nervioso (para templar la agitación) y a las neuronas (para alcanzar estados de la consciencia más elevados y mayor claridad o armonía mental).

De ahí que, desde hace unas décadas, estos cuencos, así como las llamadas campanas tibetanas, se utilizan en medicina alternativa con unos fundamentos pseudocientíficos para reducir el estrés, equilibrar los denominados chakras -centros vitales del organismo-, aumentar la energía corporal, alcanzar una sensación de bienestar físico y mental, y combatir ciertas enfermedades.


Resumiendo ...

Los cuencos cantores están basados en el Principio de resonancia, la cual dice que una vibración con mayor intensidad y armonía logra contagiar a otra más difusa y poco saludable. Nos habla de la capacidad que tiene toda vibración de lograr un mayor alcance y que si en su camino pasa por las vibraciones del cuerpo este logra provocar una vibración similar en cada parte del organismo, que se encuentre en su rango específico. En pocas palabras el poder que tiene una frecuencia para modificar a otra frecuencia.

Estos sonidos modifican nuestras ondas cerebrales, lo cual ayuda a entrar en niveles de conciencia desconocidas, donde se encuentran los estados de sanación y místicos, ofreciéndonos una mayor receptividad a la auto sanación.


Beneficios de los cuencos cantores ...

1. Relajación muscular
2. Disolución y limpieza de energías negativas
3. Desbloqueos emocionales
4. Desbloqueos energéticos
5. Favorecen estados de trance y de sensibilidad psíquica 

6. Alivio del estrés y la ansiedad
7. Mejora de la concentración
8. Mejora de la creatividad
9. Equilibrio de los hemisferios cerebrales
10. Restablecimiento del equilibrio del sistema endocrino mediante la vibración de la hipófisis o pituitaria. 

11. Estímulo de la actividad de las ondas alfa o meditación profunda
12. Aumento de la energía por medio de la estimulación del líquido cefalorraquídeo
13. Equilibrio y limpieza de los chakras y del aura
14. Limpieza del entorno
15. Fácil acceso a la intuición y a la conciencia superiores.


Formas de tocar un cuenco ...

a) Batido: con una baqueta de madera o forrada de cuero, se bate el borde exterior del cuenco. El cuenco debe colocarse sobre la palma de la mano, con los dedos extendidos y sin anillos. Si el cuenco es muy grande, se coloca encima de una superficie antideslizante.

b) Percusión: se puede percutir el cuenco por fuera o por dentro, si es por dentro se golpea en el borde. Para percutir utilizamos baquetas de goma, de algodón o forradas de cuero, no se utilizan baquetas de madera pues el sonido es muy estridente.


Líquidos que se pueden utilizar con los cuencos ...
  • Agua Fría (de manantial o nevera): recoge las propiedades del cuenco, los oligoelementos, se carga por percusión o batido. Magnetiza el agua que al ser bebida sana nuestras energías y equilibra los chacras. 
  • Agua Caliente (hirviendo), Te Verde o Rojo (exclusivamente): en batido o percusión el agua caliente extrae del cuenco e incorpora oligoelementos de magnesio, hierro, calcio, fósforo, plata y oro entre otros. 
  • Aceite: El aceite debe ser muy puro . Batir y percutir ligeramente hasta que el aceite vibre, lo pasamos a un bote de vidrio o plástico y lo guardamos en un sitio que no le dé el sol. Al aceite energetizado se le puede añadir bayas Goji o cualquier flor (si desconocemos las propiedades de las flores, utilizaremos margaritas), ese aceite se cargará también con la energía de las bayas Goji o de las margaritas, las margaritas aportan frescura y vitalidad a las células del cuerpo. Este aceite energetizado conserva las propiedades durante 1 año y lo podemos utilizar para sanar todo tipo de heridas externas, quemaduras, afecciones de la piel, arrugas, alergias, eccemas etc.
Nota: Si batimos hacia la derecha, cargamos el cuenco y su líquido con energía, si batimos hacia la izquierda lo descargamos o expulsamos la energía hacia afuera.


Tipos de cuenco:
  • Los cuencos de metal son los tibetanos originales, compuestos, como decíamos, por 7 metales. Son los que se han utilizado desde hace milenios en terapias para la salud y, sobre todo, para estimular la autocuración a través de la meditación con el sonido (cuencos, mantras, ec).
  • Los cuencos de cuarzo son más modernos. Fueron creados en los años 60 pero resultan de extraordinario interés. Parece ser que su estructura molecular es muy similar a la del ADN humano, de manera que tienen un gran potencial de “contagiar” a las células enfermas la vibración correcta o armónica original. Su sonido puede llegar a alcanzar hasta un kilómetro de distancia y durar varios minutos antes de extinguirse del todo.

Tipos de baquetas:
  • terminadas en punta de goma: se utilizan únicamente para percutir. 
  • exclusivamente de madera: se utilizan solamente para batir. 
  • forradas de cuero o fieltro : se utilizan para percutir suavemente o para batir. 
  • terminadas en punta de algodón: se utilizan para percutir los cuencos de carbono grandes y para percutir el gong.
Tipos de madera de las baquetas ...
  • Maderas duras: haya, teca, nogal, encina, roble. Producen sonidos metálicos. 
  • Maderas blandas: pino, chopo, boj. Producen sonidos profundos o metálicos apagados. 
  • Calidad superior: sabina, enebro, pino carrasco, haya centenaria. Producen sonidos perfectos.
  • Madera mala: sonidos desastrosos.

Un cuenco es un tesoro. Un grupo de cuencos un milagro... Enrique Carriedo, "Las Campanas de Shambala" 

1 comentario:

  1. Genial Xana... a punto estuve de comprar uno en Kathmandú hace 2 años, unos meses antes del terrible terremoto, y hoy me arrepiento de no haberlo hecho. Gracias por tus reportajes, que me encantan

    ResponderEliminar