Estereogramas


El estereograma es una ilusión óptica basada en la capacidad que tienen los ojos de captar imágenes desde distintos puntos de vista. Esas perspectivas diferentes son captadas de tal forma por el cerebro, que parece ser una imagen tridimensional.

Los estereogramas se han hecho durante años, sobreponiendo dos fotografías tomadas desde ángulos ligeramente distintos. Sin embargo, actualmente se han popularizado, gracias a los RDS (Estereograma de puntos aleatorios) creados con programas de computadora.


Explicación científica ....

Si pintamos dos puntos del papel separados por una distancia horizontal de 2 o 3 cm con un mismo color (ej. rojo) tal vez podamos convencer a nuestros ojos a que cada uno "mire" un punto distinto, y el cerebro "creerá" que los dos puntos rojos que cada ojo le presenta corresponden a un punto rojo atrás del papel ya que eso es lo que los ojos suelen presentarle. Si la distancia entre los puntos es menor, el punto del "cuerpo virtual" se verá más cercano (puntos verdes) ...

De esta manera, disponiendo a lo largo de las lineas del estereograma una textura que repita sus colores a distancias calculadas, se puede engañar al sistema visual y generar la ilusión de un mundo virtual detrás de la imagen real.


Cómo verlos ...

Alejarse. Este es el método más sencillo para los principiantes: poner la cara cerca de la imagen y tratar de ver a través de ella, como si no estuviera ahí. Luego, alejarse lentamente hasta que los ojos enfoquen naturalmente la imagen 3D. Se puede practicar con un objeto tridimensional cualquiera para acostumbrar la vista.

Ver a través. Una técnica más agresiva que consiste en forzar los ojos a ver "detrás" de la imagen, enfocando hacia el infinito (o desenfocando) sin mover la vista y luego desplazándose suavemente a otros puntos hasta encontrar un patrón que sobresalga para hacer una "sintonía fina". Una distancia de medio metro suele ser ideal.

Relajar la vista. Esta es la forma más rápida y efectiva para quien ya tiene cierta experiencia con estereogramas. Simplemente hay que mirar en dirección a la imagen sin enfocar en nada, con la mirada perdida, como soñando despierto. La imagen tridimensional se revelará instantánea y naturalmente.

Si no puedes ver el estereograma, no esfuerces la vista. Descansa, y vuelve a intentarlo.
Sitúa el estereograma a unos 40-50 cm de distancia y haz converger los ojos a unos 40 cm detrás de él. No se trata de desenfocar la vista de manera que se vea todo borroso ya que la imagen debe verse nítida, sino de convencer a los ojos a apuntar a un sitio desacostumbrado.

  • Aquí os dejo varios estereogramas con sus soluciones ....

Avión
Esfera
Peces
Farola
Hexágono
Jarrón
Lobo
Pez

No hay comentarios:

Publicar un comentario