Dzibilnocac


Dzibilnocac es un sitio arqueológico maya ubicado en el estado mexicano de Campeche, en la parte central de la región denominada Los Chenes. El lugar cuenta con basamentos piramidales, edificios abovedados, habitaciones y plataformas; todo ello en conjunto y siguiendo una distribución horizontal. A pesar de que Dzibilnocac es un sitio de buen tamaño, la Estructura A1 es la única que ha sido intervenida parcialmente hasta la fecha.


A pesar de que la distribución espacial de las estructuras de Dzibilnocac es dispersa, se puede observar que los complejos arquitectónicos que contienen estructuras de tipo piramidal o bien de tipo "palacio"se encuentran circundadas de plataformas bajas, de ahí que Nelson (1973), con fines de sistematizar su estudio, dividió la ciudad en nueve áreas o grupos.


El Grupo A se ubica en el centro de la ciudad. Su límite sur lo conforma la Estructura A1, la más conocida del sitio y hasta ahora la única que ha sido objeto de intervenciones. Es de planta tripartita y su eje principal está orientado de este a oeste y su fachada norte es la principal. 


Cuenta con unas dimensiones de 74 m de largo por 30 m de ancho. Su construcción se puede dividir en dos grandes fases: durante la primera, se elaboró la gran plataforma basal sobre la que desplantan diez habitaciones dispuestas en dos crujías. En la segunda, se cubrieron en forma parcial los cuartos de los extremos y los de la zona central, por tres torres rematadas por dos templos cada una.


La única torre que aún conserva sus características formales es la ubicada en el extremo este. Se halla coronada por una construcción de doble crujía que se desvía de una plataforma cuyo costado poniente, aún conserva restos de la mandíbula abatida que complementa la fachada de este lado. 


Por sus cuatro costados se encuentra decorada con portadas zoomorfas integrales, representando a un ser fantástico de mandíbula ausente, cuyas fauces forman el acceso de los aposentos en los costados norte y sur, mientras que en los costados este y oeste las fauces enmarcan una puerta falsa. Los cuatro ángulos exteriores de esta estructura se encuentran decorados por una serie de mascarones superpuestos. Al respecto, vale la pena mencionar que se le ha clasificado dentro de las portadas zoomorfas integrales parcialmente flanqueadas de mascarones (Gendrop 1983), sin embargo, debió haber sido incluida en las que están totalmente flanqueadas de mascarones en los ángulos.


El acceso a los aposentos superiores lo brinda una escalera de pronunciados peraltes dividida en tres tramos:

• El primero permite subir a la parte alta de la plataforma basal.

• El segundo, el más largo, debió rematar a la altura de la techumbre de los cuartos del primer
nivel para formar un descanso que debió ser breve.

• El tercero es el que brindaba acceso a las habitaciones.

El cuerpo central cuenta a nivel de plaza con sendas mandíbulas abatidas que forman el complemento de las fachadas zoomorfas parciales de los aposentos que rematan este cuerpo. 


Dichas mandíbulas están conformadas de diez colmillos enmarcados por una serie de piedras labradas que le dan forma a la boca; al centro de ésta, justo por encima del único arreglo en par de colmillos, se ubica una piedra labrada con el signo "ik", el cual a su vez está enmarcado por un par de volutas; dos volutas más se encuentran en un nivel más bajo que la piedra anteriormente descrita. A ambos lados de la boca se observan las orejeras. Tanto la boca como las orejeras están delineadas por una serie de piedras labradas revestidas en estuco, sobre las cuales se aplicaron una serie de glifos modelados en este mismo material, cuyo significado está aún por descubrirse; posteriormente, en ambas esquinas se aprecian los restos de lo que fueron unos mascarones elaborados en tres dimensiones similares a aquellos que se presentan en las esquinas de algunas fachadas zoomorfas.


La escalera central se encuentra dividida también en tres tramos: el primero alcanza una altura de 3.30 m, en donde se presenta un pequeño descanso de unos 0.90 m que antecede al segundo tramo, el cual a su vez cuenta con cinco escalones en donde "muere" para formar un nuevo descanso de 0.70 m. Posteriormente se localiza el tercer tramo compuesto de tres escalones los cuales brindan acceso al cuarto superior.


El edificio superior se compone de una plataforma de dos cuerpos sobre la que se encuentran dos aposentos. Las exploraciones arqueológicas permitieron determinar con seguridad que el primer cuerpo cuenta con moldura basal similar a la ubicada en los cuartos del primer nivel de la estructura, es decir, se presenta un intercalado de dos piedras labradas seguidas de tres tamborcillos, estas piedras están delimitadas en la parte superior e inferior por una serie de cornisas. El segundo cuerpo, más pequeño que el primero,cuenta con un rodapié y una cornisa, y entre estos dos elementos se ubica una piedra labrada lisa.


De los dos aposentos que rematan el cuerpo central solo el de la fachada norte ha sido trabajado. El vano de acceso tiene 1.40 m de ancho.

Durante los trabajos de liberación fue localizada la tapa de la bóveda central, que estaba
pintada con la representación de algún dirigente o deidad, en tanto que el resto del aposento estuvo decorado con pintura de colores verde y rojo (incluyendo la bóveda), principalmente destacando en la base de los muros, una secuencia parecida a la de los cuartos inferiores, o sea, sobre una banqueta de color rojo con una delgada franja de color verde en su parte superior, se posan una serie de personajes (aunque por el estado en que se encontró la pintura no se puede ahondar en su descripción), vestidos únicamente con un taparrabo, además, portan un tocado del cual cuelgan largos listones de color verde hacia su espalda. 


En cuanto al exterior, la evidencia arqueológica indica que esta debió contar con una fachada zoomorfa parcial, ya que durante los trabajos de liberación en la escalera se recuperaron algunos elementos (colmillos, elementos decorativos, etc), que así lo indicaron y que al reunirlos, y hacer un recuento de éstos, se concluye que no eran suficientes para formar una fachada zoomorfa integral,además, habrá que recordar que el complemento de este tipo de fachadas, lo conforma la mandíbula abatida ubicada en la base de la torre. Otro rasgo a destacar es que los muros exteriores son lisos, lo que contrasta de manera muy evidente con el edificio de la Torre Oriental, que presenta una elaborada manufactura en sus cuatro costados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada