Chankillo


Este complejo monumental es el observatorio astronómico prehispánico más antiguo de América. Está integrado por tres unidades constructivas y ocupa una extensa área. En la parte alta de una montaña, se perfila una construcción de tres murallas ovoides, concéntricas, con entradas o accesos dispuestos estratégicamente que dan paso a bien elaborados corredores, cuyos techos están hechos con gruesos maderos de algarrobo, bien nivelados y que aún soportan el peso de la muralla que pasa por encima.


Chankillo es un complejo arquitectónico planificado de carácter monumental, que tiene simultáneamente atributos de centro ritual, administrativo y defensivo. Se ubica en el valle bajo la cuenca de los ríos Sechín – Casma, en la región Ancash, y fue ocupado aproximadamente entre los años 400 y 100 a.C. Es el ejemplo más destacado de una nueva clase de sitio monumental que hizo su aparición en el paisaje cultural de la costa centro norte, en particular entre los valles de Virú y Huarmey, probablemente después del abandono del templo de Chavín de Huántar. 

Estos asentamientos solían ubicarse en las cumbres de los cerros , los lugares más apropiados para la prevención y defensa frente al enemigo,  y constituyen la arquitectura pública de mayor envergadura para su época, que no se encuentra ni en aldeas ni en los conjuntos de arquitectura residencial de élite (Willey 1953; Bonavia 1982; Proulx 1985; Daggett 1987; Wilson 1988, 1995; Przadka y Giersz 2003).


Una nueva visión del lugar ... 

La Fortaleza de Chanquillo, era el nombre y el tipo de construcción con el cual era conocido este sitio arqueológico hasta antes de 2007 con la publicación sobre el sitio hecha por la revista ''Science''. Los investigadores creían anteriormente que esta edificación estaba hecha con fines militares y lo relacionaban con la cultura Mochica, asentada en el lugar durante los años 200 a 600 d.C. ... Hoy en día se sabe que esta llamada fortaleza habría sido más bien parte de un santuario astronómico prehispánico, y de hecho el más antiguo y mejor conservado de América con una datación real de 2,300 años de antigüedad.

Esta además habría sido escenario de diversos rituales astronómicos en honor al Astro Rey, y antecedente directo con el culto al sol que realizarán los incas durante su reinado. 


Descripción del lugar ...
  • La Fortaleza o Castillo de Chanquillo es una construcción circular que presenta muros de piedra y se encuentra levantada en la cima de un cerro, en esta se reconocen al menos cinco tipos distintos de construcciones vigorizadas: murallas, fortalezas, plataformas montañosas, aldeas rodeadas de fortificaciones y torres de montaña. En la fortaleza se observa además el sistema de construcción de plataformas artificiales superpuestas a partir de las cuales se iban agregando murallas y torreones que servían para fines de vigilancia y defensa. En el centro de la fortaleza se mira también un espacio amurallado en el que se encuentran habitaciones rectangulares y circulares.

El Observatorio Solar ... El otro lugar de este sitio arqueológico, y tal vez el más importante a causa del descubrimiento del año 2007, es el observatorio solar. Este se encuentra conformado por trece torres alineadas desde el Norte hacia el Sur sobre una colina, ocupando un promedio de 300 yardas, estas torres abarcan los arcos de salida y puesta del sol. Las torres servían, e incluso hoy siguen funcionando, para poder determinar con demasiada exactitud el movimiento que realizase el sol durante el año. De esa manera tanto los antiguos pobladores del lugar como observadores actuales pueden seguir determinando las fechas de los solsticios y equinoccios. 


El observatorio habría sido utilizado por sus creadores con fines prácticos y también rituales y habría tenido un gran número de peregrinos; y más adelante, durante el periodo de dominación inca, hubiera sido utilizado por estos para demostraciones del poder de los mismos en relación con finalidades políticas.


  • Los guerreros de Chankillo ...
Las excavaciones en el observatorio oeste recuperaron una colección de figuras de cerámica que representan parejas de guerreros en duelo.

Portan armamento especializado, principalmente estólicas y dardos, pero también porras y lanzas; es decir, un kit apropiado para el ataque y defensa de una fortificación, además de la importancia del combate cuerpo a cuerpo y del prestigio que este confiere. El repertorio bélico incluye también escudos y otras formas de protección corporal, que indican la importancia de la integridad física del personaje durante la batalla.


Además del prestigio militar y social que confiere la destreza en la batalla, los guerreros usaban algunos ornamentos que simbolizaban su elevado estatus social, como la elaborada variedad de tocados, camisas, capas y ornamentos, probablemente hechos de metal, en la nariz, cuello y torso. Los símbolos de alto estatus, así como la evidente preocupación por la integridad física del personaje durante el combate, sugieren el ascenso social de una clase de líderes guerreros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario