Kozi Gramadi


 Los arqueólogos llaman a este lugar el Machu Picchu búlgaro debido a las similitudes en la estructura de las dos ciudades. Ese asombroso paralelo no es casual. Resulta que tanto los tracios antiguos como los incas creían que la montaña era la morada de los dioses.

El Complejo arquitectónico tracio del pico de “Kozi Gramadi” se descubrió en 2005 e incluye una residencia, una antigua fortaleza, santuarios de piedra, caminos, necrópolis-montículos y canteras para la extracción de materiales de construcción.


El pico se encuentra cerca del refugio Fenera, a unos 22 km al noreste de la ciudad de Hisarya.

La residencia del soberano tracio del siglo V - IV a.C., en el pico de Kozi Gramadi, se encuentra a 1.100 metros sobre el nivel del mar, en la montaña de Sredna Gora.

La fortaleza y la residencia están cerca una de otra y se conectan a través de la carretera antigua. El palacio cuenta con dos plantas, una entrada principal y decoraciones en las paredes. A un lado de la gran sala hay dos escaleras simétricas cortas que conducen a un pódium.


Lo más probable es que la sala se utilizara para la celebración de recepciones y otros rituales.

En el suelo de la sala se encontraron monedas de bronce de Teres II (391 a.C. - 389 a.C.) y de Felipe II de Macedonia (382 a.C. - 336 a.C.). Los arqueólogos descubrieron fragmentos de cerámica griega y tracia, parte de una coraza dorada y un hacha de hierro doble (labrys).

En las laderas del monte Kozi Gramada se encontraron picos de lanzas y flechas, además de pesas de plomo para eslingas y mahayras (espada curva corta).


En los últimos estudios arqueológicos se hallaron una tumba rupestre única y un segundo muro fortificado. En el área de Kozi Gramada hay muchas formaciones rocosas monolíticas, muchas de las cuales eran antiguos santuarios de Tracia.


Dentro del impresionante complejo de la Antigüedad que desde hace años es el objeto de excavaciones arqueológicas, los científicos han encontrado un gran templo tracio utilizado posteriormente como santuario de los dioses Zeus y Hera. El hallazgo, junto con muchos otros descubrimientos monumentales en la zona, dan motivos a los arqueólogos para hacer la conclusión que en aquella parte de la montaña antaño funcionó un importante centro de culto regional.


Aquí hay una pirámide rupestre, una cima rocosa que había atraído a la gente de la Antigüedad – explica Hristov. – Todo que conduce a Kozi gramadi estaba cultivado y adosado con terrazas. Nuestro propósito es estudiar el santuario antiguo en la cima, situado sobre una hectárea. Descubrimos un templo tracio con un edificio de 50 metros cuadrados. Sus paredes en algunos lugares se han conservado hasta los 2 metros de altura, dice el arqueólogo.


Nuestros antepasados, los tracios, usaban bloques de piedra tallados para hacer resaltar la fachada del templo y lo habían cubierto con tejas de tipo corintio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada