Pilares de Ashoka


Los pilares de Ashoka son una serie de columnas dispersas en todo el norte del subcontinente indio, erigidas o al menos inscritas con edictos por orden del rey Ashoka durante su reinado en el siglo III a. C. 

Ashoka (268-239 a.C.) fue el tercer monarca de la dinastía Maurya. Sus edictos y las inscripciones grabadas en rocas o pilares ubicados en varias partes de su reino nos familiarizan no solamente con la personalidad de uno de los gobernantes más importantes de la historia de la India, sino también con los acontecimientos de su reinado. Acaso el más conocido de ellos sea su conversión al budismo. Promovió la labor misionera budista, que rebasó las fronteras extendiéndose por otros países, sobre todo por el sudeste asiático.

Conocemos la historia y el pensamiento de Ashoka por las crónicas budistas y sobre todo por las inscripciones que hizo grabar sobre rocas previamente pulidas, sobre pilares de piedra construidos especialmente para tal efecto, y en algunos casos sobre las paredes de grutas que servían de cobijo a monjes budistas. 


Estas inscripciones, que aún hoy podemos contemplar, constituyen los testimonios escritos originales indios más antiguos que se conocen. La mayor parte de las inscripciones de Ashoka emplean el alfabeto bráhmí, pero en la zona de Taksakshila (al noroeste de la India) están grabados en escritura kharosthí demada probablemente de la del arameo. Todavía más hacia el oeste, en Kandahar, los edictos están escritos en griego y arameo. Y no solo adoptaba Ashoka la escritura local de cada zona, sino que usaba también las diversas lenguas regionales o prácritos en sus inscripciones:

"Las inscripciones de Ashoka están escrita en diversos prácritos, idiomas derivados del sánscrito. El páii, idioma del único Canon completo conservado de una secta del Budismo Hínayána, es un idioma de las inscripciones encontradas en Girnar (en la costa noroeste de la India). Los prácritos eran los idiomas en uso en la gran masa del pueblo indio de esa época. Cada inscripción está escrita en el prácrito correspondiente a la región en que fue publicada. Gracias a estas inscripciones tenemos un panorama de la situación lingüística de la India de la época de Ashoka» 


En un principio, tiene que haber habido muchísimos pilares, pero solo diecinueve sobrevivieron con inscripciones, y solo seis tienen capiteles de la figura de algún animal, que fueron objetivo de los iconoclastas musulmanes. Muchos se conservan en un estado fragmentario.

Los pilares de piedra tenían un promedio de entre 12 y 15 m de altura y un peso de hasta 50 toneladas cada uno. En algunas ocasiones los pilares fueron arrastrados a veces cientos de kilómetros, hasta donde fueron erigidos.


Veamos algunos de estos pilares ...

- El capitel más célebre es el de los cuatro leones, que se encuentra en Sarnath (Uttar Pradesh). Fue erigido por el emperador Ashoka alrededor del año 250 a. C. Los cuatro leones están sentados espalda contra espalda. En la actualidad, la columna se mantiene en el mismo lugar, mientras que la capitel de los leones se encuentra en el Museo de Sarnath. Este capitel de leones de Ashoka en Sarnath ha sido adoptado como el emblema nacional de la India, y la rueda Ashoka Chakra de su base se colocó en el centro de la bandera de la India.

Posiblemente los leones eran la base de una rueda Dharma Chakra con 24 radios, como se conserva en la réplica del siglo XIII construida en Wat U Mong ―cerca de Chiang Mai (Tailandia)― por un rey tailandés.

Réplica
- El pilar de Sanchi también cuenta con un capitel similar de cuatro leones pero está dañado. En Rampurva hay dos pilares, uno con un toro y el otro con un león. Sankissa tiene solo un capitel de elefante (dañado), en general no pulido, aunque el ábaco está pulido, al menos en parte. El pilar que sostenía este capitel nunca se encontró, y quizá nunca se erigió en el lugar.

- El pilar de Vaishali tiene un capitel con un león solo. Este pilar se encuentra contiguo al sitio donde estaban un monasterio budista y un tanque sagrado de coronación. 


- Pilar en Allahabad

En Allahabad existe una columna con inscripciones de Ashoka e inscripciones posteriores, atribuidas a Samudragupta y a Yajanguir. De la inscripción se deduce que el pilar se construyó por primera vez en Kaushambi, una localidad a unos 30 kilómetros al oeste de Allahabad, que fue la capital del reino Koshala, y se trasladó a Allahabad, presumiblemente bajo el dominio musulmán. La inscripción de Ashoka está en letra brahmi y se fecha en torno al 232 a. C.

- Pilares en Lauriya-Areraj y Lauriya-Nandangarh

La columna en Lauriya-Nandangarh, a 23 km de Bettiah, en el distrito de Champaran Occidental (estado de Bijar) tiene un capitel con un único león. La joroba y las patas traseras del león se proyectan más allá del ábaco.

El pilar en Lauriya-Areraj, en distrito de Purba Champaran (estado de Bijar) actualmente carece de capitel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario