Palacio Abierto (Açiksaray)


A 5 km de Nevsehir, nos encontramos con un pueblo desértico cuya peculiaridad son sus monasterios, capillas y edificios residenciales excavados en roca y de la época bizantina. El pueblo es también notable por las formaciones de aspecto extraño y que asemejan setas, árboles e incluso rostros humanos.  
Este pequeño asentamiento se remonta a los S. X- XI . 


Período Bizantino ...

A partir del siglo IV, Capadocia comenzó una transformación más, esta vez influenciada por los monasterios de Palestina y Egipto, cuyos modelos fueron seguidos en la introducción de la religión cristiana, bajo el patrocinio del Imperio bizantino.


En los siglos VI y VII, aparecieron las primeras iglesias pintadas. Estas iglesias, al igual que la mayoría de las casas de la región, no eran construidas como edificios, sino "excavadas" en la roca. Estas cuevas artificiales eran después decoradas y acondicionadas. Existen más de seiscientas iglesias de estas características en la región. El período iconoclasta de Bizancio (años 725 a 843) tuvo su repercusión en las iglesias de Capadocia, y numerosas pinturas murales sufrieron daños, pues se prohibió la representación de todas las figuras sagradas.


Cristianismo en Capadocia ....

Capadocia tiene un papel especial en la tradición cristiana por varios motivos. Durante los primeros años de la religión cristiana, Capadocia fue una región fértil para su expansión, en parte por su cercanía a las Siete Iglesias de Asia Menor, (mencionadas en el libro del Apocalipsis), y en especial de Antioquía, la primera comunidad cristiana, fundada por San Pedro. Muchos de los primeros cristianos habitaban Capadocia durante los siglos II y III, y para el siglo IV, varios santos habían nacido en Capadocia: San Mamés, San Basilio el Grande y su hermano San Gregorio de Nisa (nacidos en Cesarea de Capadocia), San Gregorio de Nacianzo, el Viejo y San Gregorio de Nacianzo, el Joven.


Pablo de Tarso efectuó tres viajes a través de Capadocia, entre los años 44 y 58. Aunque controvertida históricamente, la tradición dice que San Jorge fue un nativo de Capadocia, hijo de un soldado del ejército romano del siglo III. En la Edad Media, la leyenda de San Jorge y el dragón tomó forma, y el santo se convirtió en patrono de múltiples estados y coronas en Europa, incluyendo, entre otras, a la Corona de Aragón, y los reinos de Portugal e Inglaterra. La cruz de San Jorge se encuentra todavía en las banderas de Georgia e Inglaterra, y también en el escudo de Barcelona y de Aragón.


Açıksaray cubre un área de aproximadamente un kilómetro cuadrado. Aquí hay monasterios con refectorio, dormitorios y salas de estar, establos y otras áreas con distintos fines. Los edificios están dotados de fachadas impresionantes. Las iglesias pertenecientes al siglo XI, no tienen frescos como la mayoría de las iglesias rupestres de Capadocia, pero están decoradas con pinturas sencillas de color rojo. 


Uno de los complejos está equipado con tres zonas. En un amplio recibidor podemos apreciar una inmensa cruz en el techo. Sobre la entrada podemos ver también dos toros enfrentados entre sí en posición de combate. Sus cabezas no pueden ser vistas, ya que estarían en el sitio que ahora ocupa una de las ventanas ... La importancia del símbolo toro en el cristianismo primitivo no se conoce, excepto aquí.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada