El mágico mundo de las Runas.


Desde la más remota antigüedad el ser humano ha sentido la necesidad de conocer qué le aguarda el futuro, así como saber qué sucede en el presente de otras personas cercanas.

No existe una sola cultura que no haya tenido a su servicio algún tipo de sistema adivinatorio. Así tenemos que, la adivinación por las entrañas de los animales, como hacían los romanos, por el vuelo de los pájaros, en lo que hacían unos expertos pueblos griegos, o la geomancia, principalmente practicada por muchas culturas centroeuropeas, han sido una constante en el ser humano desde hace milenios.

Se supone que el conocimiento de las runas se remonta a los primeros pueblos germánicos, hacia el 1200 antes de nuestra era, siendo "heredadas" siglos más tarde por los celtas y mil años después por los belicosos vikingos, los cuales tenían mujeres especializadas y dedicadas exclusivamente a tirar las runas para conocer qué les aguardaba en sus batallas, conquistas, pactos o partidas de caza y pesca.

Las runas tienen que ser preferentemente elaboradas con codols o piedras de río ... Nunca en barro, que era considerado por los antiguos pueblos celtas y germánicos cono innoble, y útil solamente para la construcción de viviendas y utensilios de cocina o uso diario.

Las runas llegaron a tierras hispanas en el siglo V con las invasiones de los pueblos germánicos, y es principalmente desde mediados del siglo XX cuando recobraron de nuevo la utilidad de hombres y principalmente mujeres que deseaban conocer el futuro o incluso el pasado de alguna persona.


Registros históricos ...

Además de las menciones que aparecen en el Sigrdrífumál, en el Edda poética aparece otra cita que parece corroborar el uso mágico de las runas en el Hávamál, donde Odín alude a las runas en un contexto de adivinación, sanación y necromancia:

La inscripción de la piedra de Kylver plasma un apilamiento de runas tiwaz al final del alfabeto rúnico interpretado como un hechizo.

Cierto es lo que se vio en las runas / Que dioses tan grandes han hecho / Y el maestro-poeta pintó (79)
De las runas oí palabras, tampoco esperaba consejos / en la sala Hor (111)
La hierba cura la costra / y las runas el corte de la espada (137)
Las runas te harán encontrar / y los signos proféticos (143)
Si en lo alto de un árbol / veo un hombre colgado balanceándose / también escribo y coloreo las runas / ese precio paga / y a mí me habla. (158)


Las runas Ansuz y Tiwaz en particular parece que tenían significado mágico en el periodo del futhark antiguo. La instrucción del Sigrdrífumál «nombra a Tyr dos veces» parece ser una forma de invocación que se registra como una doble y triple tyr ligada en inscripciones como las de Seeland-II-C o el amuleto de Lindholm en secuencias como «aaaaaaaazzznnn-b- muttt», en las que además se producen múltiples repeticiones de se ansuz, dos tripletes de algiz y naudiz.

Otras inscripciones representan también sonidos sin sentido que se interpretan como encantamientos mágicos, tales como tuwatuwa (en el bracteato de Vadstena), aaduaaaliia (en la inscripción DR BR42) o g͡æg͡og͡æ (bracteato de Undley), g͡ag͡ag͡a (inscripción Kragehul I).

Asimismo se han encontrado unos pocos aros de la época vikinga con inscripciones aparentemente de naturaleza mágica, como el aro de Kingmoor.

Existen registros históricos que mencionan que los pueblos germánicos usaban diversas formas de adivinación y lectura de los augurios. Tácito en su obra Germania menciona alguna de estas prácticas aunque no cita el uso de las runas. Otras fuentes sí mencionan la adivinación rúnica, como el capítulo 38 de la saga Ynglinga de Snorri Sturluson, donde Granmar, el rey de Södermanland, viaja al templo de Upsala para el sacrificio estacional blót y dice: «Aquí, las fichas cayeron de forma que dijeron que él no viviría mucho» (Féll honum þá svo spánn sem hann mundi eigi lengi lifa).

Otra fuente es el Vita Ansgari, la biografía de Ansgar el arzobispo de Hamburgo-Bremen, que fue escrita por su sucesor Rimberto de Bremen. Rimbert relata la costumbre de echar las suertes practicada en el paganismo nórdico (capítulos 26-30). Las fichas y ramitas, blótspánn y hlautlein, respectivamente, según Foote y Wilson tendrían las runas marcadas (posiblemente con sangre de sacrificios), se agitarían y lanzarían a modo de dados para ser interpretados según las posiciones obtenidas.

El Códex Runicus es un códice de 202 páginas escrito en runas medievales alrededor del año 1300. Contiene la ley provincial nórdica más antigua que se conserva: la ley de Escania (Skånske lov) referente a la tierra danesa de Escania. El códex runicus es uno de los pocos textos rúnicos encontrados en pergamino. Las iniciales del manuscrito están pintados en varios colores y las rúbricas son rojas. Cada runa corresponde a una letra del alfabeto latino.

La piedra de Rök es una estela rúnica o piedra rúnica, situada en Suecia, en los terrenos de la iglesia de Rök, en la comuna de Ödeshög, provincia deÖstergötland, cercana a la orilla este del lago Vättern.

Tiene una altura cercana a los 2,5 metros, y más de 1 metro bajo tierra. Es de granito de grano fino, de color gris claro, con cerca de 280 inscripciones rúnicas en el frente y 450 en la parte posterior. Le faltan algunos trozos, especialmente en los costados, que se han perdido.


Pero hablemos de las Runas en sí ...

Cada runa tiene, por lo menos, un significado, porque las runas son más que sólo símbolos gráficos. También son símbolos en el mismo sentido en que los sueños o los poemas contienen símbolos, representan cosas, objetos y acciones, y muy especialmente, los valores del pueblo que vivió con ellas. Representan los valores primigenios del Cosmos.

Las runas pueden utilizarse en sanación y meditación, en magia y adivinación. Toda una vida puede llevar el aprender sobre ellas y a utilizarlas, y aún así su aprendizaje nunca termina. El uso más popular actualmente es la adivinación; "Tirar las Runas" - aunque ello representa sólo una parte de su poder.

Las runas pueden ser de mucha ayuda para consultar o para meditación. Para propósitos de adivinación, las runas son lanzadas o puestas al azar en un círculo dibujado sobre el suelo o una mesa. Las runas extraídas tienen alguna relación con la situación o pregunta formulada. Esta forma de adivinación es muy común, y su base está en el efecto que Carl Jung llamó sincronicidad y que los usuarios originales de las runas conocen con el nombre de Wyrd.

Las runas no deberían emplearse como un método simple de adivinar la fortuna puesto que el efecto de la propia voluntad también debe ser contemplado, ya que a pesar de mostrar el desarrollo de patrones futuros, el efecto de la propia voluntad influye y debe ser tomado en cuenta. Pueden ser mejor utilizadas en aquellas situaciones de necesidad de contacto con uno mismo, de consejos o quizá de puntos de vista más claros.

La tirada de las Runas ...

En la tirada de cinco runas éstas se distribuyen en forma de cruz, con tres runas en línea horizontal que son las primeras a interpretar de izquierda a derecha, y dos más en forma vertical, situadas encima y por debajo de la central.  Primero se interpreta la superior y finalmente la inferior. 


En el próximo post escribiré el significado de las runas ... Mientras tanto, no olvidéis esta magnífica cita de Odín ... No intentes controlarlo todo y menos lo que no existe!


1 comentario:

  1. Es una figura que me encanta y que siempre he estudiado en mis cortas posibilidades....su simple lectura en determinadas creencias encerraba efectos y , el tema de la adivinación ó predicción siempre estuvo presente en todas las épocas.

    ResponderEliminar