El poder de los árboles


Los árboles nos ayudan a establecer contacto con el poder de la naturaleza, nos dan herramientas para sanarnos, relajarnos, fortalecernos, cargarnos de energía vital y son portadores de los mensajes de la madre Tierra ... Un árbol, como todas las plantas, es un ser vivo, por lo tanto, una estupenda fuente de energía.

Cada árbol es como una estación transformadora de radio, que recibe y transmite las vibraciones en nuestro Universo natural.

Según los magos naturales, los árboles emiten también energías terapéuticas excelentes, pero los hay que sus poderes son negativos y su influencia puede ser dañina y peligrosa. Los exorcistas, algunas veces, utilizan los árboles para albergar en su interior algún ente maligno. También existe la posibilidad de que algunos árboles crezcan en lugares malignos, donde las energías son negativas, de forma que el árbol puede albergar una cierta fuerza, aunque inactiva, dañina en potencia. A estos árboles se les reconoce habitualmente por unos nódulos de aspecto canceroso que aparecen en el tronco.

La mejor forma de averiguar si un árbol es o no seguro, es extendiendo los brazos, con las palmas de las manos mirando hacia el árbol. Poco a poco empezaremos a notar la energía que emana de éste.

Hay árboles con los que estableceremos enseguida una corriente armónica pero otros nos producirán una sensación de desasosiego que nos hará abandonar el lugar de inmediato. Para que las manos y el cuerpo se sensibilicen, es necesario un entrenamiento consciente y repetido, aunque a menudo podemos confiar en nuestro instinto, aún así debemos sentir la naturaleza, debemos aprender el lenguaje de los árboles, las flores... mediante prácticas regulares y masivas. Todas las cosas del Universo emiten vibraciones específicas y es posible llegar a percibirlas.



Cómo hacerlo ...

Ante todo debemos de tener la mente abierta para recibir esas vibraciones. Comenzaremos paseando a diario, a poder ser en lugares tranquilos para que podamos "sentir"la naturaleza ...y si nos encontramos con un árbol bueno, debemos abrazarlo, de ese modo podremos sentir mejor sus vibraciones; también es posible escuchar cualquier órgano del cuerpo, concentrando la sensibilidad en ese órgano en particular.

El árbol ha sido considerado como símbolo de vida desde el principio de los tiempos y ha desempeñado un papel muy importante en las religiones antiguas, siendo el centro de ceremoniales religiosos y de ritos mágicos. Hoy en día, los vemos como una parte más del paisaje, en vez de reconocer su poder y tratarlos con respeto y amor.

No debemos olvidar que los árboles poseen millares de cualidades que ofrecer al hombre. Tienen propiedades medicinales para curarle y dan frutos para su placer y nutrición. Además purifican el aire que respiramos y también influyen en la atmósfera mediante sus formas.

En tiempos antiguos se celebraba un ritual en el que un hombre se casaba con un árbol. Con esto enterraba toda su mala fortuna y sus deseos carnales e impuros eran absorbidos y convertidos dentro del árbol en una forma de energía más noble y también más vibrante y expansiva. La fuerza reproductiva de los árboles ha estado reconocida durante mucho tiempo y en la India, en ciertas tribus de las montañas, era frecuente celebrar un matrimonio ritual antes de que los novios celebraran su propia ceremonia.

Después del matrimonio de los árboles, éstos eran tratados con reverencia y se les obsequiaba con vino y flores y constantemente eran visitados y abrazados.

De hecho, antiguamente se reservaban algunos bosques especiales como lugares sagrados, donde las personas podían ir a adorar a los árboles.

  • Poderes especiales de los árboles: 
- almendro: es un ser de naturaleza muy dulce y simboliza fecundidad y defensa propia. También simboliza virginidad y está identificado con el "yoni" del principio generador de la naturaleza.

- fresno: muy venerado debido a sus magníficos racimos de bayas rojas, además era considerado como el padre de los árboles. En los fresnos residen espíritus guardianes, a los que se atribuyen poderes especiales para absorber enfermedades.

- manzano: se dice que produce fertilidad y hay una vieja costumbre inglesa que consiste en beber a la salud del manzano un vaso de sidra, con el fin de estimular a los árboles a que den una buena cosecha en la próxima recolección.

- higuera de Bengala: tiene fama de absorber la vida eterna, la productividad, el conocimiento y la felicidad.

- cocotero: es muy femenino y fértil, su corteza representa la matriz y la leche, la fertilidad. Además está considerado como un talismán contra el mal de ojo.

- higuera: considerada como hermafrodita o bisexual. La fruta representa los atributos femeninos y las hojas, de tres lóbulos, sugieren la fuerza masculina.

- muérdago: considerado como el "curalotodo". Los druidas creían que había caído del cielo. Según la tradición escandinava tiene atributos negativos y positivos, aunque ahora generalmente se le considere un símbolo de buena suerte, amor y pureza, de ahí viene la costumbre de besarse debajo de una rama.

- roble: era el árbol sagrado de los druidas, cuyo nombre significa "hombre de roble". Ellos creían que su dios vivía en este impresionante árbol, el cual era siempre asociado con el más poderoso de los dioses, como por ejemplo, Thor, Zeus y Júpiter.

- palmera: se cree que es particularmente poderosa, porque se renueva por sí misma y nunca cambia sus hojas. Debido a su increíble duración, ha sido usada a menudo como símbolo para el martirio. También ayuda en el rejuvenecimiento y simboliza la matriz de la vida. Está consagrada a Apolo.

- pino: es el símbolo eterno de la vida y de la inmortalidad. Está considerado como un árbol muy tranquilizante. Era también adorado por los antiguos como un símbolo del fuego debido a su semejanza con una espiral de la llama. Se le asociaba con la diosa Cibeles.

- sauce y tejo: están los dos asociados con la muerte y la tristeza. También se asocian con los rituales de magia negra.

- olivo: La energía del olivo es altamente beneficiosa. Al acercarse a un buen ejemplar notarás una sensación de paz y serenidad. El olivo es sabio, viejo y amigable y brinda al que se le acerca un apoyo incondicional.

Al sentarnos y recostarnos en su tronco su contenido energético ira traspasándose lentamente a su cuerpo, este incide en seis de los centros vitales más importantes que posee el ser humano, estos centros son los principales reguladores y alimentadores de toda nuestra estructura energética, pero donde posiblemente notará más su efecto es en el 4º de ellos, situado a la altura del pecho, sintiendo la necesidad de respirar profundamente y proporcionándole una sensación de bienestar. El olivo alimenta los circuitos mentales, permitiendo que estos se equilibren y recuperen un ritmo natural.

- ciprés y cedro: reducen el calor y nutren la energía Yin.

- ginkgos : ayudan a fortalecer la vejiga y alivian los problemas urinarios de las mujeres.

- ciruelos: nutren el bazo, el estómago, el páncreas y tranquilizan la mente

- abedules: ayudan a eliminar el calor y la humedad del cuerpo y a desintoxicarlo.

- espinos: ayudan en la digestión, fortalecen los intestinos y reducen la tensión sanguínea.


Los libros del Tao llamados Mantak Chia y Maneewan Chia hablan de que a lo largo de la historia, los seres humanos han usado todas las partes del árbol como remedio para curar. Y llegaron a algunas conclusiones respecto a los distintos árboles y su capacidad de sanar a los humanos. Los árboles grandes son los que contienen más energía. Entre los más poderosos se encuentran los árboles que crecen junto al agua corriente. Algunos son más cálidos o fríos que otros.
  • Meditar mientras se está sentado bajo un árbol ...
Una vez que hayas desarrollado tu capacidad de sentir la energía Chi del árbol, podrás sentarte bajo el árbol a meditar. Absorbe la energía del árbol a través de las estaciones (puntos) de la Órbita Microcósmica ...

No hay comentarios:

Publicar un comentario