Templo de Bingling


Esta construcción se encuentra en el condado de Yongjing cerca del embalse de Liujiaxia, en la provincia de Gansu
El templo de Bingling, también conocido como el templo de los diez mil budas, se compone de una serie de grutas con grandes esculturas talladas sobre la roca, que se ubican a lo largo del cañón del río Amarillo. Estas esculturas suelen representar Budas y otras figuras relacionadas con esta religión. 


La formación geológica de las colinas Jishi en las que se encuentran las grutas del templo Bingling, son de roca arenisca, lo que permite una manipulación más sencilla para la excavación. 


La construcción del templo Bingling tuvo lugar en el año 420, el último de la dinastía Jin Occidental. Durante las siguientes dinastías fueron añadiéndose más grutas. El estilo de cada gruta se corresponde de forma clara con el estilo de la dinastía en la que fue realizada (Wei, Sui, Tang, Song, Yuan, Ming, Ping). 


Las grutas acostumbran a medir entorno a los 200 metros y cada una constituye un templo en miniatura. Todas ellas se unen a una gran caverna natural comunicada con pasarelas de madera fijadas a la pared de roca, dónde se encuentra el buda Maitreya, de unos 27 metros de altura.


De entre todas las cuevas, la cueva 169 merece una mención especial. Realizada durante el periodo de las dinastías del Norte (386-581), es la más imponente y la más delicada de todas, conteniendo las esculturas del Kwan-Yin y el buda Dali. La representación del arte Wei del Norte puede encontrarse aquí reflejada en ejemplos tan significativos como un Shakyamuni (fundador del budismo) tallado en piedra.


La erosión y los terremotos han deteriorado notablemente las cuevas y sus grabaciones en la roca, aunque son periódicamente mantenidos, el acceso al lugar es complicado dificultando este proceso.


Más imágenes ...





No hay comentarios:

Publicar un comentario