Tell de Qumrán ...


En las cercanías de la orilla del Mar muerto en su parte noroccidental están las cuevas donde en 1947 unos beduinos descubrieron casualmente rollos con textos religiosos ... unos manuscritos antiquísimos que iban a revolucionar nuestro conocimiento de la época que precede inmediatamente al Nuevo Testamento.

Una vez establecida la autenticidad del primer lote de siete manuscritos, hubo una búsqueda febril de otras cuevas en las cercanías en busca de otros manuscritos semejantes. Hasta un total de 11 cuevas dieron fruto en las cercanías del lugar llamado Qumrán.


Inmediatamente se procedió a la excavación de las ruinas próximas a las cuevas, que desde un principio se atribuyeron a un monasterio esenio donde se habían escrito los manuscritos por obra de los escribas de la comunidad.

Posteriormente se hallaron también otro tipo de manuscritos en otros valles que desembocan en el Mar muerto.


Todavía quedan muchos puntos oscuros por resolver acerca de la relación de los manuscritos escondidos y las ruinas vecinas. Pero lo que sí es cierto es que los manuscritos nos describen una secta judía contemporánea de Cristo, muy parecida a la que Flavio Josefo nos describe en sus informaciones sobre los esenios. es un valle del Desierto de Judea en las costas occidentales del Mar Muerto, en Cisjordania, cerca del kibbutz de Kalia (Israel).

La importancia de este uadi es la presencia de las ruinas (quiryat) de Qumrán y de las cuevas descubiertas en 1947 y que contenían un valioso tesoro arqueológico y bíblico. El sitio fue construido durante o con anterioridad al reinado de Juan Hircano entre el 134 y el 104 a. C. y tuvo diferentes etapas de ocupación hasta probablemente la caída de Jerusalén en el año 70, cuando Tito y la Legio X Fretensis destruyeron el asentamiento de los esenios en el 68.


Las excavaciones arqueológicas realizadas desde 1950 en once cuevas, han permitido encontrar diversos manuscritos sobre la historia, tesis, estatutos y reglamentos de la Comunidad de la Alianza, que habitó el sitio; libros apócrifos intertestamentarios; y las versiones de libros de la Biblia, en hebreo y arameo, más antiguas que se conocen. Desde 1951 fueron excavadas también las ruinas.


Se han encontrado mil doscientas tumbas, cubiertas de piedra y alineadas en sentido norte-sur, contrariando la costumbre judía. Aunque la mayor parte de los enterramientos son de varones, hay también de mujeres y unos pocos de niños. El único lugar donde se han encontrado tumbas judías similares, una docena, es En el-Ghuweir, 15 km al sur de Qumrán, donde hay unas ruinas de dimensión mucho menor, que datan del siglo I a. C.


La antigua fortaleza parece haber sido abandonada tras un terremoto o por otras causas en el 31 a. C. y reocupada desde el 4 a. C. Entonces fueron reconstruidas todas las instalaciones. Se han encontrado una gran cantidad de piezas de cerámica idéntica a la descubierta en la primera cueva, e incluso una jarra idéntica a la usada para depositar los rollos, así como tres mesas largas cubiertas de yeso y varios tinteros que datan de esta época final de la ocupación del sitio y que indican que en el primer piso había un lugar destinado para escribir o copiar manuscritos como los encontrados en las cuevas. La construcción fue destruida por los romanos en el 68 d. C. y ellos mantuvieron allí por un tiempo corto un puesto militar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada