Takalik Abaj


Takalik Abaj es un yacimiento arqueológico de la cultura maya prehispánica que se encuentra en el municipio de El Asintal, en el sur de Guatemala.

El sitio floreció cultural y económicamente en los períodos Preclásico y Clásico, desde el siglo IX a. C. hasta por lo menos el siglo X d.C., y era un centro importante de comercio, con contactos comerciales con Kaminaljuyú y Chocolá.


Su arquitectura se vio grandemente influenciada por los Olmecas durante el período Preclásico Medio y después desarrolló rasgos mayas; prueba de esto son las esculturas de estilo olmeca que incluyen una posible cabeza colosal, petrograbados y otros detalles, lo que hace que este sitio cuente con una de las mayores concentraciones de esculturas de estilo olmeca fuera del Golfo de México.


El núcleo del sitio abarca aproximadamente 6.5 km² e incluye los restos de aproximadamente 86 estructuras monumentales alrededor de una docena de plazas agrupadas en nueve terrazas. Takalik Abaj tiene además dos juegos de pelota y más de 365 monumentos de piedra, incluyendo ejemplares impresionantes de estelas y altares.


Algunos monumentos que se observan en el sitio presentan mutilaciones de la época de la crisis, pero los antiguos pobladores, al llegar al Clásico Tardío, alrededor del 550, se dedicaron a reedificar sus monumentos, luego de expulsar a los invasores. Por eso muchas estelas, debido a la destrucción ocasionada por los invasores, quedaron reducidas y se utilizaron como altares.


El sitio también se destaca por sus sistemas hidráulicos, incluyendo un temazcal o baño de vapor con drenaje subterráneo, y por las tumbas preclásicas recientemente descubiertas por los arqueólogos Marion Popenoe de Hatch, Christa Schieber de Lavarreda y Miguel Orrego, del Ministerio de Cultura y Deportes.


Las casas de la población media se beneficiaron con nuevos canales para el uso de agua, construidos en la roca madre, bordeados con piedras y sellados con el mismo material. De hecho, aún circula el agua por uno de ellos y conduce el agua a El Asintal. De ese período data otra casa importante, que es una de las primeras que puede verse en el sitio, hoy conocida como Nin Já. El edificio es de estilo maya y fue la residencia de personas importantes durante más de cinco siglos. 


Descubrimientos ....

Un descubrimiento reciente es una vivienda que tenía un basurero tres veces más voluminoso que lo usual en la ciudad, en donde había restos de obsidiana de El Chayal, cuyo control estaba bajo Kaminaljuyú, y cerámica del Altiplano, que evidencia los contactos con esa ciudad del Altiplano.


También se han encontrado unos 50 fragmentos de piedra jadeíta, tipo de piedra entre la que se encuentra el jade, de colores azulados y azul verdosos que conformaban un mosaico que debía ensamblarse en un soporte a modo de cabeza en miniatura. Las piezas aparecieron en la llamada Estructura 6 si bien ya se habían dado descubrimientos de esta clase en la llamada Estructura 7 formando ya un total de seis ejemplares en todo el lugar, una cifra superior a cualquier otro yacimiento de la Civilización Maya.

Otro descubrimiento fue el entierro del gobernante "K'utz Chman", que en lengua Mam significa "Abuelo Buitre", considerado el más antiguo de la era maya en Mesoamérica. Este entierro no contiene huesos preservados pero se sabe que data de los años 770 al 510 antes de Cristo, correspondiendo a la segunda parte del Preclásico Medio y contiene pocas vasijas.


El patrón del entierro real, el más antiguo descubierto hasta ahora, es diferente al encontrado en el 2002 y al que los arqueólogos le dieron el nombre de "Entierro 1" y que data del periodo Preclásico Tardío. El "Entierro 1" tenía una ofrenda enorme de más de 600 vasijas cerámicas, pero no se encontraron restos humanos, y entre los artefactos enterrados se incluye un collar hecho de 18 piezas de jade, y varios espejos mosaicos de pirita de hierro, uno de los cuales tiene más de 800 piezas.


Sin embargo, el otro entierro descubierto, que tampoco contiene huesos preservados y data de los años 770 al 510 antes de Cristo, corresponde a la segunda parte del Preclásico Medio y contiene pocas vasijas. De hecho, se considera como "el más antiguo entierro real maya con un ajuar tan sofisticado encontrado en Mesoamérica". 


La diferencia del entierro del señor "K'utz Chman" con el "Entierro 1" son las maravillosas seis figuras femeninas de la "Ofrenda Las Muñecas" que fueron halladas en el lugar. 


El rico legado cultural representa un testimonio sin precedentes de la transición de los primigenios patrones culturales Olmecas hacia las primeras etapas Maya. Las excepcionales esculturas exhibidas en el parque comunican los poderosos conceptos mitológicos y los lazos ancestrales de estas culturas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada