Cueva Devetashka


En el norte de Bulgaria, unos 165 km al noreste de Sofia, junto al río Osam se encuentra el pueblo de Devetaki y, junto al pueblo, la espectacular cueva Devetashka. La cueva también es conocida como Maarata o Oknata, por los siete agujeros habidos en el techo y que actúan como si de un lucernario se tratase. 



En la cueva se han encontrado abundantes vestigios de su ocupación por hombres prehistóricos. Esta cueva de origen kárstico es el refugio de diversa fauna. De hecho,  se cierra a las visitas en junio y julio para evitar que se alteren los hábitos reproductivos de diversos animales que crían aquí. En su interior transcurre también un pequeño río subterráneo tributario del Osam.


La cueva ...


Mide 1,500 metros de largo y su enorme entrada tiene cincuenta y cinco metros de ancho por más de treinta de alto. Unos 40 metros hacia adentro, la cueva se expande formando una sala de unos 2,400 metros cuadrados. La altura de la sala es de 60 metros y en algunas zonas llega a ser de 100.


Sus dimensiones y características suponen de por sí un paisaje asombroso, sin embargo eso no es únicamente lo que la distingue. Después de su descubrimiento no se le prestó mucha atención sino hasta 1950, año en que comenzaron a realizarse investigaciones formales sobre ella. Pronto, los científicos descubrieron que la cueva había estado habitada desde tiempos de Cristo y fueron hallados artefactos hechos por el hombre pertenecientes al período Neolítico.


De hecho se estima que los primeros habitantes de la cueva datan de la Edad de Piedra, aproximadamente 70,000 años a.C. La cueva Devetashka es considerada uno de los yacimientos naturales con mayor presencia de restos culturales del Neolítico (VI a IV milenios antes de Cristo) en el mundo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada