Toxinas, epidemias y enfermedades ... ¿Provocadas?


En los últimos cincuenta años nuestro medio ambiente se ha visto invadido por nuevas moléculas tóxicas que podrían afectar a nuestra salud. En realidad, muchos productos químicos con efectos hormonales se pueden detectar en la sangre humana. 

Entre los primeros sospechosos se encuentran los ftalatos, que se utilizan principalmente para hacer que los plásticos sean más suaves y flexibles; en cosmética se utilizan como solventes. 

Algunos han sido prohibidos en Europa, y es que .... algunos resultados de estudios en humanos sugieren que están relacionados con problemas como descalcificación ósea, asma, problemas de fertilidad e incluso cáncer de mama.

También los parabenos, que son usados como conservantes, por sus propiedades bactericidas y fungicidas, han sido asociados con el cáncer de mama y problemas endocrinos, porque son capaces de “imitar” a los estrógenos humanos. 

Imagino que recordáis el tema de los antitranspirantes en los desodorantes ... Bien! ... Los sospechosos eran los parabenos. En una lista de ingredientes, los encontraréis como methylparaben y propylparaben, por ejemplo.

Los fenoxietanoles son usados como preservantes, para prevenir los microorganismos y también como fijadores, para alargar la vida de un cosmético, al reducir la evaporación de algunos componentes. Se les acusa de causar vómitos, diarrea, alergias y deprimir el sistema nervioso central.

Nota: El Departamento de Salud y Servicios Humanos ha determinado que es razonable predecir que los ftalatos son carcinogénicos en seres humanos. La EPA, Agencia de Protección Ambiental de los EEUU, también ha determinado que los ftalatos son probablemente carcinogénicos en seres humanos. Estas determinaciones fueron basadas totalmente en el hallazgo de cáncer del hígado en ratas y en ratones.


"Homo toxicus" es una producción canadiense dirigida por Carole Poliquin que nos habla de la relación entre las sustancias tóxicas y los problemas de salud tales como el cáncer, alergias o hiperactividad. Sus conclusiones son inquietantes y un desafío para cambiar nuestro modo de vida.


Todos los días toneladas de productos químicos se liberan al medio ambiente, sin saber que son tóxicos a largo plazo para los seres vivos. La mayoría de las 100.000 moléculas desarrolladas desde la II Guerra Mundial, y que están presentes en los productos que usamos a diario, nunca se han testado.

Algunas de ellas encontraron su camino en nuestros cuerpos e incluso en los fetos. Hasta 247 sustancias tóxicas se han encontrado en los recién nacidos, eso quiere decir que estamos legando nuestra carga tóxica a nuestros hijos junto con nuestro ADN.

Resulta imposible escapar de esta contaminación insidiosa. Hay Bisfenol A en la botella de la bici, en los biberones y en las resinas que tapizan las latas de conserva. PBDs se escapan del ordenador y de los aparatos eléctricos. Los respiramos todos los días, junto con los ftalatos que emanan del vinilo, de los plásticos ligeros con los que se fabrican juguetes, que son tóxicos para la reproducción. El PFOA de los tratamientos anti-manchas y de las cacerolas anti-adhesivas está asociado a efectos en la tiroides y al cáncer.

Existen planes ocultos para provocar enfermedades de modo que las grandes corporaciones e industrias farmacéuticas engrosen sus bolsillos a nuestra costa y a costa de nuestras vidas? Eso, es evidente!


Es muy curioso ver que en pleno S.XXI siga habiendo enfermedades tales como el ébola, cólera, el dengue ... Y ahora el Zika!

Pero hablemos acerca de estas pandemias ...

  • Ébola ... El pasado 14 de enero la Organización Mundial de la Salud daba por finalizada la epidemia de ébola más grande de la historia; un día después volvía a aparecer un caso en Sierra Leona.  El balance de muertos es escalofriante, hablamos de 28.637 personas infectadas y 11.326 muertos. Tres países devastados por un virus que no solo ha comportado muertes y sufrimiento, sino que ha hundido la economía y el ya precario sistema de salud que tenían, colapsado intentando responder a la epidemia y dejando de lado tantos problemas de salud prioritarios.
Pero no se acaba aquí, no olvidemos que miles y miles de supervivientes sufren y sufrirán problemas médicos derivados de la enfermedad, que en inglés se denomina el "post-Ebolavirus disease síndrome". Miles de personas con síntomas que incluyen dolores articulares crónicos, problemas oculares como uveítis, pérdida de agudeza visual, visión borrosa, cefaleas, fatiga, anorexia, alteración de la memoria reciente, insomnio, dolores abdominales persistentes, disfunción sexual, etc. Y muchos otros sin olvidar las secuelas sociales como el estigma y las psicológicas como la depresión o el estrés postraumático que los acompañará durante mucho tiempo.

El virus del Ébola, como todos los virus "calientes", no tiene cura y ningún tratamiento específico. El tratamiento que se utiliza en la actualidad es mantener la vida de la persona mediante métodos de resucitación (respiración artificial, evitando el RCP pues el virus es contagioso por la saliva) y controlar las hemorragias en la medida de lo posible.

En estos momentos dos vacunas en fase III son las más avanzadas, la vacuna que utiliza el virus de la estomatitis vesicular como vector (VsV-EBOV) y la que utiliza el adenovirus del chimpancé (ChAd3-ZEBOV). Ambas están en fase III y todavía en fase de evaluación de resultados, pero ya se sabe que son bien toleradas y que proporcionan una buena protección ante el virus. Todo parece indicar que podrían ser una buena opción para aplicar en un contexto epidémico y sobre todo siguiendo la estrategia de vacunación en anillo (a partir de cada caso infectado se vacunan los contactos que éste genera, protegiendo los contactos directamente y a la vez creando un círculo protector que evita la propagación del virus).

  • Dengue ... El dengue es una enfermedad infecciosa causada por el virus del dengue, del género flavivirus que es transmitida por mosquitos, principalmente por el Aedes aegypti. La infección causa síntomas gripales, y en ocasiones evoluciona hasta convertirse en un cuadro potencialmente mortal, llamado dengue grave o dengue hemorrágico.
Últimos brotes:

- 2008: Para finales de marzo de 2008 la OMS había reportado 120 570 casos de dengue y dengue hemorrágico en Brasil, siendo el serotipo principal el DEN-3.

- 2009: Hasta el 19 de febrero de 2009 se reportaron 15 816 casos de dengue en Bolivia, con 64 casos de dengue hemorrágico y seis personas fallecidas. También hubieron varios casos en Perú y Argentina.

- 2016: Brote Dengue Autóctono en Uruguay de febrero 2016, el primero se registró el 15 de febrero de 2016. Al 23 de febrero ya son nueve los casos autóctonos siendo uno de ellos grave. Por primera vez en muchos años se detectaron casos autóctonos de Dengue en Uruguay.

  • Cólera ...  El cólera es una enfermedad diarreica aguda que, si no se trata, puede causar la muerte en cuestión de horas.
Se calcula que cada año se producen entre 1,4 y 4,3 millones de casos de cólera y entre 28 000 y 142 000 defunciones.

Hasta el 80% de los casos puede tratarse satisfactoriamente con sales de rehidratación oral.

El suministro de agua potable y el saneamiento son medidas decisivas para reducir las repercusiones del cólera y otras enfermedades transmitidas por el agua.

Las vacunas anticoléricas orales se consideran un medio adicional de control, pero no deben remplazar las medidas convencionales mencionadas.

  • Zika ... El virus de Zika es un virus emergente transmitido por mosquitos que se identificó por vez primera en Uganda, en 1947 en macacos de la India a través de una red de monitoreo de la fiebre amarilla selvática. Posteriormente, en 1952, se identificó en el ser humano en Uganda y la República Unida de Tanzania. Se han registrado brotes de enfermedad por este virus en África, las Américas, Asia y el Pacífico.
Durante brotes de la enfermedad por el virus de Zika en 2013 en la Polinesia Francesa y 2015 en el Brasil, las autoridades sanitarias nacionales notificaron potenciales complicaciones neurológicas y autoinmunes de la enfermedad del virus Zika. Recientemente en Brasil, las autoridades sanitarias locales observaron también un aumento del síndrome de Guillain-Barré coincidiendo con un brote de la enfermedad por el virus de Zika, así como un aumento en los bebés que nacen con microcefalia en el noreste del país.

Los organismos que están investigando los brotes por este virus están encontrando pruebas cada más numerosas de la existencia de una relación entre el virus y la microcefalia, aunque son necesarias más investigaciones para entenderla mejor. También se están investigando otras posibles causas.

La enfermedad por el virus de Zika suele ser relativamente leve y no necesita tratamiento específico. Los pacientes deben estar en reposo, beber líquidos suficientes y tomar analgésicos comunes para el dolor. Si los síntomas empeoran deben consultar al médico. En la actualidad no hay vacunas.

¿Y qué pasó con esa oleada de casos de canibalismo de hace unos años? Es curioso que ya no se hable del tema, ni apareciesen más casos en los medios ... acaso fue un boom aislado o ... se nos está ocultando algo?


Lo que es evidente es que éste es el pan nuestro de cada día. Nuestro sistema educativo crea inadaptados, nuestro sistema alimentario crea enfermos, nuestro sistema judicial crea injusticias y nuestro sistema de vida, en suma, crea muertos en la propia vida.

1 comentario:

  1. Díficil de controlar este tema porque con los compuestos químicos no tenemos mucho contacto normalmente en nuestra vida diaria para poder esquivarlos. Me gustó mucho.

    FDO. TUVISA

    ResponderEliminar