Parque nacional de Gobustán


El Parque nacional de Gobustán se encuentra al oeste del asentamiento de Gobustán, Azerbaiyán. Este sitio comprende tres zonas de una meseta rocosa emplazada en la región semidesértica que ocupa el centro del Azerbaiyán. 


Alberga un conjunto excepcional de más de seis mil petroglifos ejecutados a lo largo de un periodo de 40.000 años de arte rupestre. También posee vestigios de poblamientos, cuevas habitadas y sitios funerarios, que constituyen una prueba de su ocupación intensiva por el ser humano en el periodo húmedo subsiguiente a la última era glaciar, desde el Paleolítico Superior hasta la Edad Media. El sitio abarca una superficie total de 537 hectáreas, que forman parte del territorio protegido, mucho más extenso, de la Reserva de Gobustán.


Danzas rituales, escenas de caza, embarcaciones... Todo prueba la existencia de una activa sociedad que practicaba un arte del que se han encontrado reminiscencias hasta en Escandinavia. 


Las tallas rupestres y petroglifos en el lugar muestran cautivadoras imágenes de la vida prehistórica en el Cáucaso. Los bocetos bien conservados muestran antiguas poblaciones que viajan en botes de juncos; hombres cazando antílopes y toros salvajes, así como mujeres bailando. El afamado antropólogo noruego Thor Heyerdahl regresó muchas veces a Azerbaiyán entre 1961 y su muerte en 2002 para estudiar el lugar en su «En busca de Odín».


Y es que ... Este investigador considera que en las orillas del Caspio floreció una civilización que más tarde se extendería por las vías fluviales hacia el sur y el norte. Es llamativa la existencia de representaciones de piraguas, muy similares a las que luego harían los vikingos en paredes rocosas noruegas. También apreció similitudes con la civilización sumeroacadia de Mesopotamia. Curioso!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada