Kaminaljuyú ... “Cerro de los Muertos”


Kaminaljuyú es un lugar arqueológico prehispánico maya ubicado en las tierras altas de Guatemala, dentro del área de la actual capital de dicho país.

Fue denominado “Colina o Cerro de los Muertos” por la gran cantidad de enterramientos que se encontraron en las excavaciones de las ruinas por Manuel Gamio y Antonio Villacorta.


Kaminaljuyú fue un sitio ocupado durante más de 2,000 años, Su ocupación se inicia a finales del período Preclásico Temprano, cuando surgen pequeñas comunidades agrícolas dentro del área comprendida por el sitio. El desarrollo de arquitectura pública y de monumentos esculpidos durante el período Preclásico Medio, indica el inicio de la complejidad socio política en el centro. Es probable que durante este periodo Kaminaljuyú haya logrado el control directo de El Chayal, una de las fuentes de obsidiana más importantes de Mesoamérica, localizada a una distancia de 20 km hacia el noreste del sitio.


Las investigaciones permiten afirmar que fue un importante productor y exportador de obsidiana durante la época de esplendor maya. Esta ciudad majestuosa e imponente se hace notar también en su complejo sistema de provisión de agua, llamado "Montículo de la Culebra", el cual era un canal elevado de 5 km de largo que proveía agua a la ciudad y que era la construcción más grande de Mesoamérica. Este sitio fue abandonado al final del Clásico; entonces los principales centros comerciales y políticos se trasladaron hacia el norte.


Inicialmente las ruinas comprendían más de 200 montículos que se extendían en una area de 5km., incluyendo 13 juegos de pelota, dispersos en un área de 5 km2 alrededor de la Laguna de Miraflores.

Hoy en día el área principal de Kaminaljuyú, mejor conocida como “La Palangana”, es un parque arqueológico a cargo del Instituto de Antropología e Historia de Guatemala.


En su interior aún pueden observarse grandes montículos agrupados alrededor de plazas, representando plataformas y pirámides a diferencia de la mayoría de ciudades mayas. Los edificios fueron hechos de arcilla y arena pómez recubiertas por barro quemado, que sostuvieron estructuras construidas de materiales perecederos, tales como madera, paja y patios de juego de pelota.


Se sabe que se tejían telares y eran expertos en alfarería y cerámica. Las esculturas tenían motivos antropomorfos (humanos) y zoomorfos (animales). Los monumentos en la escultura son en bulto o bustos, estelas y también hay esculturas menores. En su arquitectura se observan construcciones utilizando el arco Maya.


También las vasijas y utensilios que utilizan para la vida cotidiana eran decorados con gran detalle y de manufactura de alta calidad.

La estela mas destacada es la numero 10 del periodo pre-clásico tardío, ya que tiene los primeros pictogramas en Cho´lan Maya, que era el idioma utilizado en las tierras bajas. 


En lo que respecta a la arquitectura e ingeniería, demostraron grandes adelantos en la construcción de templos, edificios, residencias y una serie de canales de irrigación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario