Cultura Zapoteca



La cultura zapoteca es la expresión precolombina del pueblo zapoteco, que históricamente ocupó el sur de Oaxaca, así como parte del sur del estado de Guerrero, parte del sur del estado de Puebla y el istmo de Tehuantepec (México). En la época precolombina, los zapotecas fueron una de las civilizaciones más importantes de Mesoamérica.

  • Sociedad ...
La sociedad estaba muy estratificada, con una clase gobernante que probablemente basaba su poder en una concepción teocrática. Esta élite mantenía su poder por un sistema de alianzas y matrimonios entre las clases gobernantes y las autoridades locales de cada uno de los territorios que eran incorporados a su órbita. La pirámide social estaba estructurada de la siguiente manera: nobles y sacerdotes, guerreros, campesinos, artesanos, constructores.

  • Desarrollo cultural ...
Los Zapotecas trabajaban la piedra, especialmente realizaban diseños decorativos que abundan en su arquitectura. Los bajorrelieves y las pinturas murales constituyen algunos de los fragmentos más preciosos del arte prehispánico de México. Destacan especialmente los motivos de guerreros y cautivos, en los que pueden observarse la importancia de los conflictos bélicos en la sociedad. Cabe mencionar los diseños denominados danzantes, que presentan personajes en actitud de sacrificio y sometimiento.

Los zapotecas también desarrollaron un calendario(s) y un sistema logofonético de escritura que utilizaba un carácter individual para representar cada sílaba del lenguaje, el logro más importante de esta cultura. 

Como en casi todas las culturas, la escritura sólo estaba al alcance de unos pocos, y se llevaba a cabo en los más diversos materiales, como hueso, concha, cerámica y piedra. 

  • Calendarios ...
Iza: tenía 365 días agrupados en 18 meses. Utilizado para las cosechas, estaba organizado en 18 meses de 20 días cada uno, contaba al final con un periodo de cinco días.

Piye: tenía 260 días repartidos en 13 meses. Utilizado para ponerle nombre a los recién nacidos, estaba dividido en meses de 20 días.

El registro y medición del tiempo y la observación de los ciclos astronómicos, fueron realizados por los zapotecas desde épocas tempranas.

  • Cerámica ...
Hacían piezas de cerámica muy detalladas ... Las urnas eran 
un tipo de vasija de cerámica con efigies antropomórficas o zoomórficas adheridas.

La mayor parte de las urnas zapotecas está relacionada con un contexto mortuario y con las tumbas en particular, en las cuales se colocaban en distintas posiciones respecto de la estructura: sobre el techo, frente a la entrada o en nichos arriba de la entrada, o al interior de la tumba, en la antecámara, en nichos en las paredes o sobre el suelo. Sin embargo, también se han encontrado algunas urnas como ofrendas relacionadas a edificaciones, colocadas debajo de pisos de estuco o en cajas secretas cerca de las características salientes de la estructura.

  • Arte funerario ...
Los zapotecas enterraban a sus familiares dentro del espacio doméstico, bajo el suelo de su casa o en un sitio cercano a ella. Estas tumbas eran sencillas y no están asociadas a ningún tipo de construcción. Más tarde los enterramientos fueron más complejos. Se edificaron con cubierta abovedada, poseían jambas y dinteles con bajorrelieves, vestíbulos, cámaras funerarias y murales.

Por último se llegó a la tumba con escalinatas con fachada con tablero doble, un nicho central para la colocación de una divinidad, una antecámara y una cámara funeraria con un nicho en el fondo y otro a los lados.

  • El Juego de Pelota ...
El Juego de Pelota era una escena muy representada, ya que poseía una especial relevancia en materia ritual y simbólica. Las representaciones en bajorrelieve de piedra de los jugadores eran sumamente detalladas y compartían el espacio con representaciones de sacerdotes, ofrendas y jaguares, animal que tuvo enorme significación en todas las religiones mesoamericanas. Los sacrificios también tenían gran relevancia en la vida religiosa, dada la cuantiosa cantidad de bajorrelieves encontrados, que representan personajes agonizantes o sacrificados, tal como la conocida galería de ‘Los Danzantes’, en Monte Albán.

  • Religión ...
Los zapotecas fueron politeístas y zoolatras, es decir, adoraban a muchos dioses, pero además había entre sus dioses algunos animales. Respetaban a los muertos a los que enterraban en urnas con ricas ofrendas. 

Su dios principal o superior era Xipe Totec, a quien consideraron creador de las otras deidades y que representó una figura común a todas las religiones indígenas precortesianas. Se le representaba tapado con una piel humana y llevando en la mano derecha el “chicahuaztli” y en la izquierda la cabeza de la víctima o una rodela. 

Esta gran civilización creía en numerosas supersticiones, entre ellas el “nahualismo”, que consistía en tener un animal cuyo destino iba unido al hombre. De ahí que muchos niños llevasen nombres de animales. El “nahual” era un hechicero que en las noches tomaba la forma de animal para la práctica de sus maldades. Estos hechiceros eran temidos por el daño que podían causar. Su principal centro religioso fue Monte Albán, Mitla y Zaachila.

Mitla 

  • Mitla ...
Mitla fue un centro ceremonial zapoteca, sólo superado en este territorio por Monte Albán. Su diseño urbano, con grandes estructuras: patios adornados con mosaicos de fina piedra pulida que los investigadores han fechado 300 años antes de la llegada de los invasores españoles.

Otra de las peculiaridades es la recurrencia de 14 sofisticados diseños geométricos representados en piedras labradas en varias estructuras del complejo. Quizá el más impresionante es el que se halla en la construcción hoy conocida como “El Palacio”.

Zaachila

  • Zaachila ...
El principal atractivo de Zaachila lo constituyen las tumbas descubiertas en el sitio. Fueron construidas bajo un antiguo palacio, y su estilo corresponde al Posclásico de Mesoamérica. Los muros de las tumbas están adornados con figuras de estuco que representan criaturas relacionadas con el mundo de los muertos, según la mitología mesoamericana, entre ellos, el tecolote. 

Monte Albán
  • Monte Albán ...
La restauración hecha por el Instituto Nacional de Antropología e Historia ha devuelto el esplendor a sus construcciones, en especial a la Gran Plaza, una gran planicie están los templos, palacios y juegos de pelota. En la esquina suroeste se encuentra un templo con las famosas lapidas talladas en piedra popularmente llamadas “Los danzantes”.

  • Arquitectura ...
Una de las características más importantes de la arquitectura zapoteca es el papel tan importante que juega en ella la luz. Las sombras son casi la única decoración de las construcciones masivas, de clara tendencia horizontal, aparte de los tableros en forma de C o E acostada o alargada, con un sencillo remetimiento de paños. 

En las escaleras, las alfardas son de gran anchura y se manejan tableros en escapulario, similares al tablero sobre talud teotihuacano. Desarrollaron también el concepto de la sala hipóstila a base de columnas de mampostería o monolíticas, con techos planos, como espacios de vestibulación. 

Yagul


Yagul es zona fortificada que destaca por sus pinturas murales en las tumbas descubiertas en la zona, como en la tumba 30, la más elaborada del sitio, y junto con las tumbas 11 y 13, los diseños geométricos presentan restos de una delgada capa de estuco y huellas de pintura roja. En otros casos, la pintura roja aparece alrededor del vano de acceso al sepulcro, como en las tumbas 6 y 12. La arquitectura residencial en Yagul conserva restos de pintura roja en algunos muros y pisos estucados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada