Tierradentro, Colombia


Tierradentro es un zona montañosa que está en un conjunto regional y enclave indígena colombiano de primer orden conformado por los municipios de Inzá y Belalcázar, situados en el departamento del Cauca (Colombia), hacia el sur del país.


La región arqueológica de Tierradentro recibió este nombre de los soldados españoles al mando de Sebastián de Belalcázar, quienes a principios del siglo XVI encontraron obstáculos a su incursión conquistadora: por un lado, la conformación montañosa y quebrada del terreno y sus torrentes profundos y caudalosos; por el otro, la oposición tenaz y belicosa de sus habitantes, los indígenas paéces.


Se dice que cuando los españoles inician la conquista de la región de Tierradentro, en el siglo XVI, ya la habitaban los paeces, quienes entonces guerreaban con sus vecinos del norte, los pijaos, y del sur, los yalcones y timanaes. Sin embargo, estos grupos se unieron para enfrentar a los españoles y tras casi un siglo de luchas, sólo sobrevivieron los paéces; calificados por los cronistas como fieros guerreros que usaban lanzas, dardos y macanas para pelear.


No se conoce su origen, y ellos mismos dicen no tener relación con los constructores de las tumbas y estatuas que se encuentran en esa zona arqueológica.

Las reliquias arqueológicas de Tierradentro están constituidas por estatuas de piedra, suntuosos templos subterráneos, labrados en la roca viva y decorados profusamente con pintura de varios colores de motivos generalmente geométricos, cerámica y otros objetos hallados en las tumbas, al lado de los cadáveres.


Los sitios principales en donde están emplazados los monumentos, son los siguientes: San Andrés, El Hato, El Marne, El Rodeo, El Tablón, Segovia, Loma Alta, Belalcázar, Alto del Grillo y otros.


En Tierradentro se han encontrado 162 hipogeos en cuatro planicies: El Duende, San Andrés, El Aguacate y Segovia. Este último, a 400 metros por el oriente de la entrada del parque, es tal vez el más interesante para visitar: tiene 25 cámaras fúnebres disponibles. En todas las planicies se pueden observar hipogeos, aunque varios están cerrados al público por restauración o porque los terremotos obstruyeron el acceso.


Los hipogeos o tumbas colectivas monumentales con cámaras subterráneas reproducen el interior de viviendas, donde se practicaban entierros secundarios de huesos exhumados, en urnas.


Sus paredes están decoradas con diseños antropomorfos, geométricos y zoomorfos de lagartijas, serpientes y ciempiés en colores rojo, negro y blanco.


También se conoce que los constructores de estos hipogeos realizaban entierros primarios, para lo que excavaban tumbas de pozo poco profundas con una pequeña cámara lateral, donde colocaban objetos como metales, manos de moler, collares y vasijas de cerámica. Las tumbas e hipogeos se agrupan en cementerios, ubicados en cimas de colinas aplanadas para tal fin o en los filos de las montañas, cerca de los lugares de vivienda.


En la cerámica doméstica, predominaban los cuencos y platos sencillos, las vasijas sin asas y las copas. Se define como típica la forma de la vasija trípode, de patas altas, diseñadas específicamente para colocar entre ellas la leña para la cocción de los alimentos. 


La cerámica era inspirada principalmente en animales simbólicos para esta cultura aunque se encontraron pocas representaciones de seres humanos, los cuales estaban rodeados por animales como lagartijas y serpientes que expresa su relación simbólica con los animales Los motivos mas comúnmente representados en la decoración de urnas son, la serpiente, la lagartija, el cien pies y la figura humana.


Esta, la figura humana, es menos corriente y se halla a veces, en forma muy semejante a la de las caras gigantescas talladas en la parte alta de las columnas y pilastras de los hipogeos. También hay figuras míticas, mezcla de hombre y animal.


Estatuaria ... Las esculturas tienen como características principales el ser simétricas y representar figuras hieráticas que impresionan por su estatismo, rigidez y frontalidad, representada en personajes importantes en su cultura: dignatarios, sacerdotes, guerreros y seres mitológicos, dioses, hombres, animales y seres míticos. 


Las estatuas del Tablón ...

En El Tablón se exponen nueve esculturas de figuras humanas. Las creencias aseguran que estas imágenes eran de seres mitológicos que conectaban a los humanos con los dioses. Son muy similares a las que están en el Parque de San Agustín. De ellos tampoco se conoce mucho.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada