Los ataúdes colgantes de China


Las costumbres funerarias de la Antigua China resultan, habitualmente, sumamente llamativas y extrañas para nuestros ojos actuales. Sin embargo, hay una de ellas que destaca sin duda entre todas las demás: la de los llamados Xuanguan o «ataúdes colgantes».

Hay constancia arqueológica de ataúdes colgantes ya en el siglo VII a.C. y su uso continuó hasta fechas recientes (comienzos del siglo XX). Los arqueólogos no saben con certeza por qué los antiguos chinos «enterraban» a sus muertos en cuevas elevadas, con féretros de madera sostenidos por cuerdas o estacas. Sin embargo, entre las distintas hipótesis predomina la idea de que de este modo los difuntos estaban más cerca del cielo, y su ascenso al paraíso era por lo tanto más sencillo.


Persiste la creencia en China que cuanto más alto se entierra a alguien, mejor para ellos en la siguiente vida. Por eso tradicionalmente cada familia tiene una colina en la que entierran a sus antepasados. Una vez al año, toda la familia se reúne en esa colina o montaña para venerar a los difuntos. En 2003 se descubrió una sima sepulcral en Guizhou, en la que más de mil ataúdes están colgados sobre estacas en la ladera por orden genealógico, con los más antiguos encima.


Los ataúdes colgantes de China son atracciones turísticas en la montaña Wuyi, donde están los más antiguos (de más de 3000 años de antigüedad) y en la montaña Longhu “Dragón Tigre”, que desde su descubrimiento en 1978 sigue siendo un misterio cómo se metieron los ataúdes en cavernas cuya altura dificulta el acceso.


En la región de las Tres Gargantas del río Yangtsé hay ataúdes colgantes en Bawuxia en la que se encuentran parejas, posiblemente porque al morir los hombres se mataba a una mujer para acompañarle en la nueva vida. A orillas del mismo río, se pueden ver 300 ataúdes colgandes de la cultura “Bo” en Luobiao, Gongxian (Sichuan). Todavía son famosos los ataúdes tallados de un tronco entero de árbol de esa zona .

1 comentario:

  1. Conocía la faceta de este pueblo por las ubicaciones imposibles para alguno de sus templos, pero no sabía esta faceta dirigida al aspecto funerario. Curioso....muy interesante!

    ResponderEliminar