Jugando con nuestra salud


Hoy vamos a hablar sobre un tema que nos incumbe a todos: Nuestra Salud y las Empresas Farmacéuticas. En estos últimos años ha salido a la luz cómo éstas empresas han estado jugado con nuestra salud y con nuestras vidas sin importarles absolutamente nada más que sus propios beneficios. Pero veamos hasta qué punto lo han hecho!



*El primer caso en salir a la luz fue el del mayor magnate farmacéutico francés…con más de 500 muertes oficiales, aunque a saber a cuánto ascenderá la cifra real!
El dueño del laboratorio Servier se enfrentaba a cuatro años de cárcel por ocultar los efectos secundarios potencialmente letales del adelgazante Mediator.

El caso es el mayor escándalo sanitario de la historia moderna de Francia. Los laboratorios Servier,  un gigante de la industria farmacéutica europea, vendieron entre 1976 y 2009 cerca de 245 millones de cajas de Mediator, un quita-hambre indicado para diabéticos con sobrepeso, pero que era consumido sobre todo por gente sobrada de kilos y sin diabetes. Cinco millones de personas tomaron durante 33 años este adelgazante elaborado con benfluorex, una sustancia que, según se probó en 2009, produjo patologías cardiopulmonares mortales a centenares de personas. Al menos 500 consumidores, según la Agencia del Medicamento, fallecieron por ingerir Mediator. Otros estudios elevan la cifra de víctimas mortales hasta las 1.320.

Servier y otros cuatro directivos del grupo afrontaban en Nanterre una posible pena máxima de cuatro años de cárcel y 37.500 euros de multa, mientras los laboratorios podrían ser condenados a una sanción de 150.000 euros y a la prohibición de seguir ejerciendo. Otro tribunal de París les ha procesado por supuestos delitos de “estafa, homicidio y daños involuntarios”.

Pero lo que es evidente, es que el médico, fundador y presidente del laboratorio, Jacques Servier, de 90 años, no pasará ni por la cárcel y todo quedará en nada tras el pago de una multa.


*El siguiente caso es el de la compañía Roche: Hace unos años, las acciones de Roche subían como la espuma, gracias a que la OMS había establecido la máxima alerta por la gripe porcina y a que había señalado al Tamiflu, comercializado por Roche y fabricado por una empresa de la que Donald Rumsfeld era su presidente y uno de los mayores accionistas, cómo el único remedio para la misma…Roche podría no curar sino matar ... Más de 15.000 estadounidenses podrían haber muerto por culpa de sus fármacos.

La compañía farmacéutica es sospechosa de ocultar información sobre los efectos secundarios de los medicamentos producidos por ellos, según la Agencia France-Presse. Las deficiencias de la empresa farmacéutica fueron identificadas durante una inspección llevada a cabo por expertos británicos de la Agencia de Supervisión de medicamentos y suministros médicos (MHRA). 

Los expertos descubrieron alrededor de 80.000 informes sobre el uso de diferentes fármacos de la compañía Roche en los Estados Unidos. Entre estos informes encontraron información sobre la muerte de más de 15.000 personas. Los empleados de Roche debieron llevar a cabo una investigación sobre las causas de las muertes en EE.UU. producidas probablemente por los medicamentos. Sin embargo, ellos no intentaron encontrar una explicación si los pacientes murieron debido a un desarrollo de los efectos secundarios de los medicamentos o si ellos fallecieron a causa de la enfermedad que ya tenían. La empresa farmacéutica reconoció sus deficiencias, subrayando el hecho de que se cometieron errores sin intención.


Otra en alistarse a filas es la farmacéutica GlaxoSmithKline que tuvo que pagar 2.400 millones de euros en EEUU.

La empresa farmacéutica británica GlaxoSmithKline (GSK) tuvo que pagar 3.000 millones de dólares en Estados Unidos por errores en la comercialización de sus medicamentos, según ha informado el Departamento de Justicia en Estados Unidos.
La empresa se declaró culpable, según la organización, y llegó a un acuerdo por la suma multimillonaria. Con el pago, se pone fin a las investigaciones que comenzaron hace varios años.

En el centro de las investigaciones están los antidepresivos Paxil y Wellbutrin y la medicina para diabéticos Avandia. La justicia estadounidense había acusado a Glaxo de recomendar Paxil para pacientes menores de 18 años cuando el medicamento no había sido aprobado para ese uso por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) estadounidense. Glaxo fue investigada tanto civil como penalmente. Las acusaciones también incluyeron la estafa al programa de salud estatal Medicaid por sobreprecios.



En el año 2009, la compañía Pfizer tuvo que pagar por mala comercialización de sus medicamentos 2,3 millones de dólares, mientras que Eli Lilly salió al cruce de un caso similar con 1.400 millones de dólares.

Como un acuerdo con la corte federal, la compañía Merck pagará una multa de 321 millones de dólares a cambio de declararse culpable por un delito menor debido a la promoción ilegal de Vioxx para el tratamiento de la artritis reumatoide, que anteriormente fue aprobada para este uso. Vioxx causó la muerte de más de 60,000 personas y fue retirado del mercado en el 2004 cuando se hizo evidente que estaba causando ataques cardíacos.

En la actualidad, muchos medicamentos son "comercializados para la perpetuidad", es decir, se pretende que sean tomados de por vida. Estos incluyen los medicamentos para el TDAH, los antidepresivos, las estatinas, la terapia de remplazo hormonal, los inhibidores de la bomba de protones y los medicamentos para controlar el asma. 

Lamentablemente, la mayoría de estos medicamentos están cargados con efectos secundarios que pueden ser aún peores que los síntomas originales y se ha probado que son pocos los que realmente brindan beneficios a la salud. De hecho, se ha descubierto que algunos de estos medicamentos empeoran la enfermedad que intenta tratar y/o causan otras enfermedades graves.


Pero vayamos un poco más lejos ...

La Mafia Médica (1994) es el libro que le costó a la doctora Guislaine Lanctôt, su expulsión del colegio de médicos en Canadá y la retirada de su licencia para ejercer la medicina. Se trata probablemente de la denuncia publicada más completa, integral, explícita y clara del papel que juega a nivel mundial el complejo formado por el sistema sanitario y la industria farmacéutica. 

Pasados ya bastantes años, después de varias amenazas y de haber estado en la cárcel, sigue activa y publicando en contra del negocio de la Medicina, del sistema establecido y a favor de lo que ella llama muerte civil: cuando dejamos de reconocer las autoridades externas para someternos a la única autoridad que existe: la de uno mismo. Ahora vive sin cargos públicos ni títulos académicos, sin propiedades, sin pagar impuestos, sin carnets, sin documentación, sin tarjetas ... libre.

En esta entrevista, se repasa su historia y se habla de temas tan actuales como la inexistencia de la deuda de los países; de cómo las elecciones son grandes farsas en las que unos cuantos borregos eligen a los pastores que los van a llevar al matadero; de que el SIDA no existe como enfermedad o que el cáncer no es un misterio, sino una enfermedad que se puede curar muy bien, pero cuyos tratamientos están prohibidos.


Pero Guislaine Lanctôt no es la única persona que ha hablado abiertamente sobre el tema, también lo ha hecho un ex ejecutivo de Eli Lily & Co, quien revela las atrocidades de la industria farmacéutica ...

El Dr. John Rengen Virapen describe cómo las farmacéuticas buscan crear enfermedades rentables y bloquean sus curas para prolongar su negocio...

El Dr. John Rengen Virapen ha sonado el silbato denunciando a la industria farmacéutica como una industria de la muerte lenta, bloqueando la cura de una enfermedad y dando prevalencia a medicamentos cronificadores.

Rengen Virapen trabajó 35 años como ejecutivo de Eli Lilly & Company, una de las farmacéuticas más grandes del mundo, y durante ese tiempo él mismo se vio obligado a cometer prácticas ilegales que constituyen, como efectos secundarios, crímenes contra la humanidad.

Rengen Virapen confiesa ser responsable de sobornar al gobierno sueco para obtener el registro de Prozac, el popular antidepresivo cuyos deletéreos efectos secundarios ha descrito en sus libros. Dice también que la industria farmacéutica es la más poderosa del mundo, "duerme en la misma cama que los gobiernos" y "mata a más personas que las guerras". 


Rengen Virapen asegura que el Big Pharma (o la farmafia) no está interesado en curar enfermedades sino en crear enfermedades, está interesado en tratamientos sintomáticos, "quieren pacientes que sean diabéticos, tengan problemas del corazón, Parkinson", en suma, enfermedades que supongan una vida lóngeva, en lento deterioro, tomando fármacos, de la misma forma que los narcotraficantes quieren a sus adictos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada