El Liber Linteus Zagrabiensis


El Liber Linteus Zagrabiensis, también conocido como Liber Agramensis, es el texto más largo conocido escrito en lengua etrusca (se estima que sus 230 líneas contenían unas 13000 palabras, aunque sólo unas 1200 palabras son legibles, dado su estado de conservación), además, es el único libro existente escrito en lino.

El documento, que ha sido datado de alrededor del siglo I a.C., se trata de un texto caligrafiado en tintas roja y negra en una docena de columna verticales sobre un trapo de lino dividido en veinte recuadros rectangulares, que fue utilizado en el período Ptolemaico para vendar la momia de una mujer. Fue encontrado en Egipto a mediados del siglo XIX.

Se le llama "de Zagreb" por la ciudad de Zagreb, Croacia, en cuyo museo arqueológico se conserva actualmente y donde fue transportada la momia desde Egipto por Mihail de Brariæ. El texto, que parece un calendario ritual, fue estudiado solo a partir de finales del siglo XIX.

Un poco de historia ...

En 1848, un oficial croata de la Real Cancillería de Hungría con el nombre de Mihajlo Barić renunció a su cargo y decidió viajar un poco. Mientras estaba en Alejandría, Egipto, Barić decidió comprar un recuerdo, y compró un sarcófago que contenía una momia femenina. Cuando Barić regresó a su casa en Viena, exhibió la momia poniéndola en una posición vertical en la esquina de su sala. Barić retiró la envoltura de lino a su momia y la exhibió en una vitrina aparte.

En 1859, Barić murió, y su hermano Ilija, un sacerdote que vivía en Eslavonia, heredó la momia. Como Ilija no tenía interés en las momias, decidió donar la momia y sus lienzos al Instituto Estatal de Croacia, Eslavonia y Dalmacia (ahora conocido como el Museo Arqueológico de Zagreb) en 1867. Hasta ese momento, nadie se había dado cuenta de los escritos sobre las envolturas de la momia. 


Sólo cuando la momia fue examinada por el egiptólogo alemán Heinrich Brugsch, (en 1867) los escritos fueron descubiertos. Brugsch consideró que los jeroglíficos eran egipcios, sin embargo, no investigó más.

En 1891, los lienzos fueron enviados a Viena, y fueron examinados a fondo por un experto en la lengua copta, Jacob Krall. Inicialmente, Krall había esperado que el lenguaje del texto fuera Copto, Cario, o Libio. Tras una inspección más cercana, Krall estableció que el texto fue escrito en etrusco. A pesar de que él era capaz de volver a montar las tiras en el orden correcto, fue incapaz de traducir el texto.

El nombre de la momia  .... Nesi-Hensu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario