El Arca de la Alianza


El Arca de la alianza o el Arca perdida, probablemente sea el objeto más valioso, sagrado y poderoso sobre la faz de la tierra. Es una Arca hecha supuestamente de madera rectangular espolvoreada con acacia de oro, y en cada extremo se alza un querubín, con las alas extendidas.

Lo maravilloso de este objeto no es su apariencia, sino lo que guarda en su interior, según los judíos, nada menos que las dos tablas de piedra que le fueron otorgadas a Moisés de las manos de Dios con los 10 mandamientos ... También se dice que guarda el maná en un jarrón de oro, la vara florecida de Aaron, y un libro de la ley de Dios.

El Arca era guardada en el templo de Jerusalén, su transporte y cuidado estaba reservado a los levitas de la familia de Caat, y era sacada en cada batalla; dicha Arca simbolizaba la unión de Dios y el hombre, pero se perdió cuando el rey Nabucodosonor destruyó el templo de Jerusalén, y desde ahí su paradero es incierto...



  • El enigma de los querubines de oro ...
Con relación a estas misteriosas figuras, algunos biblistas relacionan el término KERUVIN con la palabra acadia "KARIBU" que según la iconografía oriental eran genios de figura semihumana o semianimal que velaban a las puertas de los palacios.

Es cierto que los asirios hacían representaciones de criaturas aladas, especialmente de toros o leones. Las encontramos entre los egipcios y también entre los hititas. El trono del rey de Hirán en Biblos estaba soportado por dos criaturas de rostro humano, cuerpo de león y grandes alas.

Pero en realidad, nada se sabe del formato de los Querubines tallados en el propiciatorio. El historiador Josefo nos dice:

"...y tenía dos figuras que los hebreos llamaban Querubines; y que son criaturas aladas, pero en su forma nada parecida a ninguno de los seres contemplados por los hombres, y que Moisés asegura haber visto en el trono de Dios"

Esta mención ambigüa, nos muestra que las ideas que estaban en boga en el primer siglo y en la época talmúdica se hallaban bastante divididas. La confusión parte lógicamente, porque ninguno de los judíos de la era post- exílica y cristiana habían visto los utensilios originales, ni del Tabernáculo mosaico, ni del edificio salomónico. Además las tradiciones del Antiguo Testamento nos silencian muchos de los detalles que hoy intentamos reconstruir.

Después que los judíos regresaron del cautiverio en Babilonia, levantaron un segundo templo bajo el mando del gobernador Zorobabel. Para entonces el Arca ya no estaba. Parte del mobiliario fue repuesto, fueron modelados nuevos candelabros de siete trazos, conocidos como los Menorah.

Según el profeta Zacarías simbolizaban "los siete ojos de Dios"(Zac 4:10). La opinión de Josefo y de Filón, era que representaban los siete días de la creación; parecer que se trasladó a los autores midrásticos (Siglos l-II).

Uno de ellos, aparece grabado en la parte superior del Arco de Tito, que conmemora la destrucción de Jerusalén. Al pie del Menorah, se puede hacer una observación interesante. Allí se estampan dos figuras híbridas enfrentadas, parecen que son leviatanes o serpientes mitológicas hebreas. Según se pensaba eran mensajeros de Dios, cuya efigie coronaban el Arca de la Alianza.

Otra tradición talmúdica, cuenta que se prohibió las representaciones de dicha iconografía por considerarlas idolátricas . Si bien, no se puede llegar a una conclusión definitiva, lo más probable es que hayan sido figuras de aspecto humano. La excesiva tendencia al antropomorfismo que caracterizó al culto temprano de Yahvé, nos hace realmente dudar que los querubines de la cubierta se muestren como figuras grotescas hechas a imitación de monstruosas imágenes aladas de otras naciones. Sumado a esto, la creciente necesidad de dicha etnia de mostrar una marcada diferencia con la religión de sus contemporáneos.

¿Fueron objetos idolátricos propios de un culto primitivo? ¿Habrán sido una amenaza contradictoria al característico monoteísmo hebreo? Hay quien ha visto en los querubines una manifestación totémica, evocando las costumbres semitas de guardar los ídolos domésticos o máscaras cúlticas en las arcas familiares. Sin embargo, no hay evidencia de ello, ya que el Decálogo, que el Arca misma guardaba, prohibía expresamente cualquier representación física de Yahvé (Ex 20:4). Además, no estaban expuestas a los ojos del pueblo. Por lo tanto, no parece verosímil que hayan sido utilizadas con ese propósito.



  • Simbología judía ...
El arca del pacto o alianza, era un icono donde la presencia de Yahveh mismo residía. Los antiguos hebreos, le tenían tal reverencia al Arca, que su morada era el lugar Santísimo del tabernáculo de Dios, a donde nadie podía entrar sino el Sumo Sacerdote una vez al año; portando incienso y sangre de cordero sobre sí para no perecer a causa de la Presencia de Dios. Actualmente los judíos tienen en sus sinagogas un cofre donde guardan la Torá y el cual representa el Arca de la Alianza, habitáculo que alberga la palabra de Yahveh.


  • ¿ Pero ... dónde está el Arca? ... Hipótesis ... 
- El inglés Graham Hancock asegura que está en Hancock fue corresponsal político en Etiopía y en su visita a la ciudad de Axum, conoció al que afirmaba ser guardián del Arca o Tabot, quien le relató la leyenda del hijo de Salomón y Belkis, la mítica reina de Saba, y su relación con el objeto sagrado.

Según la leyenda milenaria etíope, cuando la reina de Saba, volvió a su país estaba embarazada de Salomón. Nació su hijo Menelik I, que siendo joven hizo un viaje a Israel para conocer a su padre, y allí permaneció hasta los 19 años, según se cuenta Salomón ofreció a Menelik ser su sucesor, pero este no aceptó. En cambio pidió a su padre regresar con gente de su corte sacerdotes e intelectuales a Etiopía para instaurar un reino similar al de Salomón en logros. 


Salomón le hizo una copia del Arca de la Alianza también, para que pudiera llevársela a Etiopía. Menelik la substituyó por la auténtica y se llevó la verdadera Arca a Etiopía, donde según la tradición etíope aún se encuentra, concretamente en la iglesia de Santa María de Sion.

- El arqueólogo italiano Flavio Barbiero cree que se encuentra en el monte Sinaí, donde Moisés la dejó escondida tras llevarse una réplica a la Tierra Prometida.

- El estadounidense Tom Crotser asegura haberla visto en una cueva del monte Nebo (Jordania) en 1981.

- El arqueólogo Ron Wyatt dice que en 1997 se encontró con ella en Jerusalén, en un túnel bajo la colina del antiguo Templo.

- El arqueólogo Vendyll Jones comunicó en 1994 a la agencia de prensa Reuters que conocía la situación exacta del Arca gracias a unas fotografías de alta resolución de Israel tomadas desde un satélite de la NASA. Las imágenes mostraban una explanada rectangular, rodeada por los restos de una muralla. Después de tres meses de excavaciones, Jones y sus colaboradores concluyeron que aquel yacimiento reproducía a escala el Templo de Salomón.

Esta minirréplica se encuentra en Gilgal, la ciudad descrita en el Antiguo Testamento como el punto de partida para el ataque de Josué contra Jericó.

Jones declaró que la muralla exterior hacía las veces de pared ritual para el Tabernáculo, el lugar donde se supone se encontraba el Arca ... o su réplica.



Otras teorías más fantasiosas la imaginan en un banco de Suiza (depositada por el último emperador etíope), en Francia (llevada por los Templarios), o en el Vaticano (donada por Mussolini).

Si leemos con atención la Biblia, veremos que Nabucodonosor, rey de Babilonia, invadió Jerusalén y se llevó prisionero al rey Joaquín, a la madre del rey, a sus esposas, y a numerosos habitantes del país. Y añade: Se llevó todos los tesoros del Templo de Yahveh y del palacio del rey; y rompió en pedazos todos los objetos de oro que había fabricado Salomón, rey de Israel, para el Templo de Yahveh.

Este texto fue escrito poco después de sucedidos los hechos además dice que todos los objetos de oro del Templo de Jerusalén fueron rotos en pedazos. Lo que los reyes antiguos hacían, cuando saqueaban una ciudad, era fundir los objetos preciosos que encontraban y luego emplear el metal en sus propias construcciones. Por lo tanto, entre los objetos de oro que fundió Nabucodonosor pudo haber estado el Arca de la Alianza... quién sabe!



No existen pruebas concluyentes que permitan afirmar que el Arca de la Alianza se encuentre en uno u otro lugar, sólo nos cabe esperar que algún día se resuelva el misterio y sepamos la verdad sobre esto!

1 comentario:

  1. Ainssssssssssss!!!!. Pues te parecerá de risa, pero yo sí creo que estas leyendas algunas existieron...que la caja de pandora y este arca andan por ahí...y que muchas cosas más son ALGO MÁS QUE LEYENDAS....GRACIAS POR LA PETICIÓN!!!!!!!!!!.

    DE new life

    ResponderEliminar