Cihuatán....


Este sitio arqueológico se encuentra a 36 kilómetro al norte de la ciudad de San Salvador, ubicado entre la carretera Troncal del Norte y el río Acelhuate, a 4 kilómetro del municipio de Aguilares.

Cihuatán se construyó en una loma baja en la parte central del valle del río Acelhuate. Aparentemente se seleccionó el lugar por su posición clave en el control del tráfico entre el Mar Caribe, Honduras, y los valles florecientes y la llanura costera de El Salvador. Probablemente también se seleccionó el sitio para la defensa: el Centro Ceremonial Poniente se cercó por un muro.


Cihuatán era una ciudad prehispánica de grandes proporciones. En su área residencial pueden identificarse barrios que rodean el centro de la urbe. En total los barrios son siete, probablemente hay otros más. Cada uno tiene su grupo de edificios ceremoniales.

En el centro de la ciudad se encuentran los centros ceremoniales con sus pirámides, juegos de pelota, palacios, y otros edificios tanto cívicos como religiosos. Al lado oeste del muro se encuentra la Terraza Oeste, el área en la cual probablemente se encontró con el mercado central de la ciudad. Al Este, a través de una barranca, la cual contiene los restos de algunos edificios, se encuentra el Centro Ceremonial Oriental.


Las casas....

Las casas antiguas de Cihuatán eran muy parecidas a las casas modernas tradicionales de la misma región de El Salvador. Se construyeron de bajareque (barro sobre una armazón de palos y ramillas), adobes, o de piedra con mortero de barro.

Las casas tenían muros bajos de menos de un metro de altura. Los techos de dos aguas eran de paja o de palma.

Aunque todas las casas investigadas son similares en su modo de construcción, hay algunas diferencias en la ubicación de los edificios ... Algunas de las casas se colocaron alrededor de un patio central en la manera típica de los Mayas. Otras en cambio se encuentran ubicadas en fila a lo largo de una terraza como se ve en las aldeas Lencas o Xincas.


Hallazgos del sitio ....

La Muralla es una de las estructuras excavadas. Se maneja la teoría de que servía para definir espacios sagrados, además brindaba defensa a la ciudad ante posibles invasiones. También contiene rastros de sistemas de drenaje.

Además se encuentran dos Juego de Pelota, los cuales son uno de los atractivos que conserva el parque arqueológico. El primero está ubicado al norte, actualmente es el más visible por su restauración parcial. El segundo se encuentra al poniente del lugar, el que se considera aún no finalizado porque “sobrevino el desastre que condujo al repentino abandono de la ciudad”.

Por otra parte, la pirámide principal consta con 12 metros de altura, característica que permite visualizar diferentes panoramas como es el cerro de Guazapa, la cordillera limítrofe con Honduras, el Volcán de San Salvador. 


Cerámica ... 

Se encontraron vasijas para preparar y servir comida; incensarios de uso doméstico en forma de cucharón; ollas, comales, platos, malacates (ruedas de cerámica utilizado para hacer hilo de algodón), etc..

También se encontraron utensilios ceremoniales como figuras basados en dioses, imágenes de jaguares, del dios Chilpepotec e imágenes de Tlaloc.

Además se han encontrado herramientas elaboradas con obsidiana, tales como puntas de flechas, cuchillos, navajas y raspadores, utilizados para quitar las pieles a los animales.

Se descubrieron varios fragmentos de figurillas de ruedas ... “figurillas de sapos que están viendo al cielo y con la lengua afuera".


No hay comentarios:

Publicar un comentario