Acanceh


Acanceh es un yacimiento arqueológico maya localizado en la ciudad moderna de Acanceh, Yucatán, México. Los edificios arqueológicos están datados en el período clásico temprano, entre los siglos V y VI d. C., aunque también se encuentran evidencias de una ocupación más tardía.


Tres de los edificios que se han restaurado parcialmente están abiertos a las visitas turísticas, aunque otras estructuras recientemente descubiertas y en proceso de excavación se encuentran cerradas al público. 

La Pirámide principal de Acanceh tiene 11 m de altura y está formada por tres cuerpos escalonados que desplantan sobre una plataforma de 32 metros por lado. Una de las capas que la conforman ha sido expuesta, encontrándose que estuvo decorada por ocho mascarones modelados en estuco que flanqueaban los costados de las escalinatas principales.


El llamado Palacio de los Estucos, destaca por su friso de la fachada, cuyas figuras de estuco representan entidades sobrenaturales o deidades, quizá sustentando el linaje del gobernante. Este friso está enmarcado por molduras horizontales y máscaras colosales y que simbolizan la escena que ocurre en el cielo. Por otro lado, los carcos individuales nos indican que los personajes están situados entre el plano terrenal y celeste.

Lo relevante del sitio es la presencia de materiales cerámicos característicos de la gran Ciudad de México así como algunos rasgos del Palacio de los Estucos, que han llegado a sugerir que Acanceh fuera una especie de enclave teotihuacano al norte de Yucatán.



Además de esto, se encontró también una caverna inundada y que fue utilizada por los mayas como centro ceremonial ya que los vestigios ahí encontrados corresponden al Clásico Tardío (600-900 d.C.) En su interior se hallaron un par de altares, un entierro funerario, cerámica, artefactos de caza y un instrumento musical en forma de foca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada