Garganta de Olduvai


La garganta de Olduvai constituye uno de los lugares más importantes en el este de África en relación a yacimientos paleontológicos y arqueológicos prehistóricos olduvayenses y achelenses.

Los barrancos de este cañón también son conocidos oficiosamente con el sobrenombre de "cuna de la humanidad".

Está ubicada al Este de la llanura del Serengueti en el norte de Tanzania, dentro de lo que es el Gran Valle del Rift, una gran depresión que comprende unos 2.900 km, donde la tectónica y la erosión han dejado al descubierto sedimentos de una antigüedad comprendida entre algo más de 2 millones de años hasta hace unos 15.000 años.



En Olduvai se han hallado restos de nuestros antepasados de entre dos millones y 15.000 años de antigüedad.

Al parecer, en el mismo yacimiento encontrado en Olduvai se han descubierto vestigios de australopithecus, homo habilis, homo erectus y otros homínidos más evolucionados. Entre los hallazgos de Olduvai también se encuentran distintos instrumentos utilizados por los diversos homínidos que han dejado su rastro en la zona.



En este yacimiento se ha encontrado fundamentalmente industria lítica, es decir cantos cortantes preparados a propósito para rascar y desprender la carne de los animales cazados o carroñeados. En los huesos de mamíferos asociados se observan unas marcas, que demuestran estar hechas con las lascas de piedra.

A estos utensilios de piedra se les denomina industria Olduvayense, en recuerdo de esta garganta donde se encontraron. El yacimiento tiene más de 1,5 millones de antigüedad y producía, fundamentalmente, instrumentos llamados “choppers”. Algunos llegan a medir de entre 7 10 cm de ancho. Estos “rascadores”, eran tallados con piedras utilizadas como martillos, percutores, consiguiendo unos filos extremadamente cortantes.



No hay comentarios:

Publicar un comentario