Cultura Barriles


Estudios realizados señalan que 600 años antes de la era cristiana vivió en ese espacio una población de origen asiático y africano, cuyo sello particular fue el tallado de rocas volcánicas que llevan figuras humanas, espirales y círculos. Sin embargo, estos pobladores desaparecieron tras erupciones volcánicas.


Los pobladores de la cultura barriles establecieron en el sitio un centro ceremonial protegido con petroglifos, y contaba con el “Gran metate” (piedra de moler), llamado también “altar ceremonial”.


¿Por qué se quedaron en esta región? La interpretación científica de las estatuas lleva a pensar que el sitio ceremonial era utilizado por estos pobladores para hacer posibles rituales de ofrecimiento humano.

Sin embargo, no se han encontrado restos óseos de sus pobladores, porque esta cultura fue arrastrada por erupciones volcánicas.


Una excavación científica, realizada en 1952, abrió espacios de hasta 20 metros y 8 pies de profundidad, descubriendo 17 urnas funerarias con restos de cenizas humanas. “Eso identifica que la cultura barriles incineró a sus muertos”.


En Sitio Barriles se han encontrado una gran variedad de figuras esculpidas en piedra, que algunos escritores confunden con granito. Se trata de roca porosa relativamente fácil de tallar y de naturaleza volcánica siempre empero de roca efusiva. 



Entre las piezas encontradas tenemos metates, estatuas de caciques llevados en andas por súbditos, petroglifos o grabados en piedras en el que sobresale un mapa que muestra el cráter del Volcán Barú y que se extiende hasta Punta Burica, así como líneas que identifican los pasados asentamientos humanos en ambas vertientes de la cordillera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada