Troya


La Ilíada y la Eneida contaban una bella historia de amor entre Helena y París, una bella historia conocida por todos, que acabo con la destrucción de una de las grandes ciudades de la antigüedad, Troya. Si hay una ciudad que inaugure la historia, esa es Troya. Durante mucho tiempo se pensó que Troya no era más que una leyenda, pero hoy es uno de los sitios arqueológicos más visitados del mundo.


La antigua ciudad de Troya está compuesta por nueve yacimientos arqueológicos superpuestos uno encima de otro, son los nueve momentos de gloria de la ciudad cuya historia se extiende a lo largo de varios milenios, hasta que fue definitivamente abandonada. Los restos mas antiguos corresponden al 3000 a. C. y los últimos rondarían el año del nacimiento de Jesucristo.


Aunque muchos dudaron de su existencia, muchos la buscaron, sería Schliemann, arqueólogo quien conseguiría encontrarla. Él buscaba el tesoro de Priamo, último rey de la ciudad, pero encontró mucho mas que eso.


Troya tiene todavía mucho que ofrecer a los expertos, para los amantes de la literatura Homérica, los amantes de la historia o los románticos, pues esconde más de un secreto. Un gran caballo de madera que recuerda el fin de la historia da la bienvenida a los visitantes.


En el yacimiento se pueden ver las Murallas de la Ciudad, el Templo, el Teatro y los cimientos de muchas casas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario