Monasterio de San Jorge ... Uadi Qilt, desierto de Judea


Este monasterio griego ortodoxo fue construido a finales del siglo V d.C. por Juan de Tebas. Él se convirtió en un ermitaño y se vino aquí desde Egipto en el año 480 d.C El monasterio se llamó San Jorge en honor al famoso monje que vivió en este lugar – Gorgias de Coziba. El monasterio fue destruido por los persas en el año 614 d.C., se reconstruyó el el periodo de los cruzados. Después de la expulsión de los cruzados no se utilizó más. En 1878 un monje griego llamado Kalinikos, se estableció aquí y restauró el monasterio, terminándolo en 1901.

En este mismo asentamiento vivió una comunidad de judíos ortodoxos llamados esenios entre los siglos I a.C y I d.C. Sus pautas de conducta eran sumamente estrictas y una buena parte de su tiempo lo dedicaban a la escritura de textos sagrados y normas de la comunidad. Ante el temor de que toda su memoria colectiva se perdiera en el tiempo, escondieron los pergaminos en unas cuevas cercanas, dentro de vasijas.Desgraciadamente, los romanos aniquilaron este pueblo y uno de ellos dio con una de las grutas, haciendo añicos algo del material. Pero no todo.


Tuvieron que transcurrir casi dos milenios para que un beduino hiciese un descubrimiento fortuito y fundamental para el entendimiento de los esenios. Se topó con los pergaminos y los devolvió al mundo. Tras años de intenso trabajo y estudio, se han logrado rescatar algunos libros del Antiguo Testamento, otros intertestamentales como el Libro de los Doce Patriarcas o el Libro de Enoc, además de textos apócrifos.

Sin lugar a dudas se trata de un material impresionante plasmado en 600 pergaminos que sirve para conocer la realidad de la época. Un vídeo te introduce al pasado y te pone en la piel de tan fascinante sociedad antes de visitar las ruinas. Los manuscritos están expuestos su mayoría en el Museo de Israel de Jerusalén.


Muy cerca de aquí está la legendaria Jericó. Un cartel la anuncia como 'la ciudad habitada más vieja del mundo' (10.000 años). Los restos de la ciudad antigua o Tel es-Sultan se pueden confundir con una gran montaña de arena, pero es imprescindible pasear entre sus piedras milenarias y ver los restos de los que fueran sus afamadas murallas.

La Biblia relata cómo cayeron los muros ante Josué y el pueblo hebreo ayudándose del sonido de las trompetas.La atracción mayor de la urbe es subir con el teleférico hasta el Monte de las Tentaciones. Dicen que fue allí donde se retiró Jesús durante 40 días con sus 40 noches sin comer y sin beber, y el diablo, sentado en una piedra, lo tentó. Fruto de este capítulo bíblico, el mundo católico celebra la Cuaresma.


Monasterio de Qurantul, un edificio de credo ortodoxo que desafiando las leyes de la gravedad se sitúa al borde de un precipicio. Un pasillo con celdas para acomodar a los monjes a la izquierda y roca a la derecha sobrecoge al visitante durante todo el camino que te lleva hasta una cueva convertida en templo. Un pequeño orificio te introduce en una mini gruta, que sería el punto exacto donde Cristo evitó la tentación del demonio.


Tan sólo cinco monjes sobreviven a las duras condiciones de este remoto lugar, aunque por suerte una fuente les proporciona agua directamente de un manantial de la montaña.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada