Las Columnas de Hércules


Las Columnas de Hércules fueron un elemento legendario de origen mitológico, situado en el estrecho de Gibraltar y señalaba el límite del mundo conocido, la última frontera para los antiguos navegantes del Mediterráneo. Los griegos conocían bien el Mediterráneo, aunque dadas las considerables distancias, sus conocimientos sobre lo que se extendía en el océano Atlántico era más limitado, dando lugar así a leyendas y temores. Bajo el lema «Non Terrae Plus Ultra» los romanos asignaban el confín del continente, que si bien se asoció a Finisterre, también simbolizaba el estrecho de Gibraltar.


Mitos ...

En un arrebato de locura Heracles (Hércules) había matado a sus hijos. Recobrada la razón, el Oráculo de Delfos le había indicado que para purificarse, debería estar al servicio del rey de Tirinto, Euristeo, durante doce años. Habiendo llegado al monarca la fama de los bueyes de Gerión, ser fabuloso que poseía tres cuerpos y que moraba en el Lejano Occidente, y aprovechándose de que aún no habían expirado los doce años de servicios, encargó a Heracles que capturase dichos rebaños. 

El viaje de ida, antes de llegar a Eriteia (una de las antiguas islas sobre las que actualmente se asienta las ciudades de Cádiz y San Fernando), fue pródigo en aventuras y luchas de todo tipo, hasta el extremo de que "para conmemorar sus hazañas fueron elevadas las columnas que llevan su nombre, que separan Europa de África".

Heracles tomó prestada la Copa de Helios para navegar sobre el océano y llegar a la tierra de Gerión. Mató a éste y regresó al reino de Euristeo con el ganado. Fue Hércules quien separó las dos rocas para abrir el camino al océano Atlántico.


Los textos en diálogos Timeo y Critias del filósofo griego Platón ubican la mítica y popular isla de la Atlántida en el Océano Atlántico, justamente delante de las Columnas de Hércules.

La tercera imagen representa a Hércules con dos leones y columnas ... Sevilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada