El lenguaje de la muerte


Desde que el hombre tiene consciencia de sí mismo, ha intentado conocer lo que hay detrás del fenómeno de la muerte. Llevado por esta inquietud, y a través de las diferentes manifestaciones percibidas de los seres que habían dejado este plano existencial, por medio de apariciones, sueños, premoniciones, psicofonías, psicoimágenes o fenómenos extrasensoriales, el hombre ha seguido buscando la respuesta, y si bien siempre han existido historias sobre fantasmas y apariciones de ultratumba, no es hasta hace relativamente poco tiempo, que surgen grupos de estudiosos y científicos especialistas en dicho tema, quienes han aportado indicios razonables de la existencia del más allá, y por consiguiente de las distintas posibilidades de comunicación con los difuntos.

Normalmente las personas que experimentan fenómenos de índole paranormal, en los que son testigos de apariciones fantasmales o destinatarios de mensajes de ultratumba, suelen mantener dichas experiencias en secreto, o como máximo las comparten con su círculo de amistades. Y esto es lógico en parte, ya que, lo que no es reconocido oficiosamente y demostrado de forma científica, no puede ser aceptado como "normal", de ahí que estas personas a fin de evitar ser tachadas de locos o visionarios, prefieran mantenerse en el anonimato.


Pero la cada vez mayor información que puede obtenerse en los distintos medios, ha facilitado la comunicación entre diversas personas que de alguna manera han experimentado situaciones similares con respecto a las experiencias con difuntos, propiciando una relación de intercambio informativo que ha llevado a la creación de grupos de estudios o sociedades especializadas en el tema.

Y es a través de los estudios realizados por algunas de estas entidades, así como la información facilitada por aquellas personas que han tenido alguna experiencia de las denominadas E.C.M. ( Experiencias cercanas a la muerte) o de las personas que han sido objetos de experiencias fantasmales, que podemos conocer algunas de las experiencias mencionadas, así como en el tema de la comunicación "post mortem".


¿Existirá realmente una continuidad de la existencia? Yo personalmente sí lo creo!

Lo que realmente creo que sucede, como bien he dicho en alguna ocasión anterior, es que simplemente dejamos este cuerpo y pasamos a otro cuerpo más sutil. Resumiendo, podría decirse que el alma humana se sirve de distintos medios para manifestarse, unos más sutiles que otros, dependiendo del plano o nivel existencial y de la densidad de la materia existente en dicho plano, ya que, en lo que llamamos universo, existen una serie de mundos astrales o planos existenciales interpuestos, donde es posible su interrelación, y donde cada uno posee su respectiva densidad material. [Digamos que podemos interactuar con seres menos densos, si las condiciones se dan]


Ocurre lo mismo con el cuerpo del hombre, donde el cuerpo físico se correspondería con el plano de mayor densidad material, y por tanto sería en este estado donde los sentidos físicos le capacitan para distinguir todas las percepciones del universo físico, y conforme los distintos cuerpos sutiles del hombre van evolucionando, estos se corresponden a otros tantos niveles o planos existenciales, donde los sentidos físicos son permutados o evolucionan hacia otro estado cada vez más sutil.

De esta manera obtendríamos que, conforme se va acrecentando la capacidad de "despertar" estos sentidos sutiles dentro del plano físico, se adquiere la capacidad de percibir las diferentes impresiones de los distintos niveles existenciales más sutiles que nos rodean o se encuentran interrelacionados con dicho plano.

Esta situación se produce mediante el proceso de la muerte, cuando el alma humana se separa del cuerpo físico, y conforme percibe el nuevo estado o nivel existencial, adapta dichos sentidos sutiles a la nueva situación o plano astral, posibilitando por tanto la interrelación entre el mundo físico y el plano astral.

De hecho, ésto nos llevaría a la conclusión de que es posible conocer la existencia post mortem, es decir, lo que ocurre después de la muerte física, desde el plano físico, a través de la utilización de los sentidos sutiles o astrales.

Es así como las investigaciones llevadas a cabo por parapsicólogos y estudiosos del tema, han llegado a la conclusión de que la vida astral, nombre comúnmente aceptado, no es en sí una nueva forma de existencia, sino por el contrario, sería la continuación de la vida física, con la salvedad de que en dicha situación, la persona se encuentra en constante contacto con los muertos, dependiendo la comunicación con los mismos del nivel consciente que se posea de dicha situación.


De esta manera, si sabemos dirigir nuestra consciencia astral, incluso en estado de vigilia sería posible el contacto con los muertos, pero evidentemente requiere de un entrenamiento y desarrollo del que no todo el mundo puede responder por igual. Pero lo que sí casi todo el mundo hace, es actuar en mayor o menor medida, sobre el cuerpo astral cuando se encuentra durmiendo (bien de forma consciente o inconsciente), y es así como muchas personas se pueden comunicar con sus difuntos. Aún así, no todas las personas recuerdan la comunicación con sus difuntos, y otras veces sólo recuerdan haber soñado con ellos, pero lo cierto es que dicha comunicación se produce, a pesar de que no sea recordado!

5 comentarios:

  1. Muy interesante, y ojalá todos pudiéramos desarrollar la capacidad de "manejar" la conciencia astral, aunque...la verdad...lo veo bastante lejano.

    FDO: CRONICO

    ResponderEliminar
  2. Estás muy mortal últimamente, Xana.
    Si has tenido dos, no una, sino incluso dos, E.C.M. tienes base, mucha base en estos temas,y sí, continúa pero no de igual modo para todos, al mismo nivel de conciencia astral no podrían ir khrisnamurti y la señora q siempre habla de poner lavadoras antes de q sus hijos lleguen del colegio.
    Entrenar en "vida" ( yo siempre he creído q es ahora cuando estamos muertos ) el tema de la conciencia astral, lleva un trabajito arduo de concentración y ade más no sé pq, será por su lado sensible, las mujeres lo logran con mucha más facilidad q los hombres, de hecho, son mujeres las q deberian investigar estos temas, pq al igual q el tema espiritismo, polstergeist y demás, el 80% de los casos, implica a mujeres, su capacidad mediumnica creo q se debe a su sensibilidad, los hombres no podemos tener hijos.
    Para los despiertos y demás, una forma de conocer un poco lo astral,sería ayudandose de solfaggios, música clásica o relajante, y alguna sustancia psicotrópica, tipo DMT

    ResponderEliminar
  3. Ummmm..interesantísimo!!!. Supongo que esas experiencias te habrán marcado de alguna forma. Tema controvertido este de la muerte...y lo que hay..."después". Yo también creo que existe ALGO, que no quedamos en ningún vacio.

    fdo.articulo1

    ResponderEliminar
  4. un ejemplo es la ceguera. la gente piensa q el ciego ve todo negro,pero en cambio un ciegoq ahaya perdido la vista en el transcurso de su vida, en un accidente por ejemplo, te dice q no ve nada, ni negro ni nada. En cambio un ciego de nacimiento ni siquiera sabrá si lo q ve es negro o no lo es, nunca lo conoció.

    ResponderEliminar
  5. Yo suelo pensar que todo eso es asì como dicen . Algo asì como casi infinitos grados de estados de la vida y si No infinito , al menos hasta llegar a la esencia de la Naturaleza.

    ResponderEliminar