Cirene


Cirene fue una antigua ciudad griega en la actual Libia, la más importante de las cinco colonias griegas de la región, a la que dio el nombre de Cirenaica, utilizado todavía hoy en día. Está situada en el valle de Djebel Akhdar. En esta ciudad nacieron numerosos matemáticos o filósofos, como Eratóstenes o Sinesio de Cirene, entre otros.


Cirene fue fundada por los griegos venidos de Tera, actual Santorini, siguiendo los consejos del Oráculo de Delfos, conducidos por Aristóteles de Tera sobre el 630 a. C. Bato después de fundar una colonia en un islote de la costa oriental de Cirenaica se trasladó al distrito de Azilirs, en tierra firme, donde los colonos estuvieron seis años hasta que hallaron un emplazamiento mejor en la región de Irasa donde fundó Cirene, más al interior, e inició la dinastía de los Batíadas que tuvo ocho reyes.


La ciudad fue fundada en el territorio de la tribu libia de los asbistes y dominaba las tierras más fértiles y con agua. La fundación de la ciudad está explicada detalladamente en el libro IV de las Historias de Heródoto.


La información del historiador de Halicarnaso ha sido atestiguada por el hallazgo de un texto epigráfico del siglo IV a. C., llamado Estela de los fundadores, que hace mención al nexo que unía Tera con Cirene.


Cirene se convirtió pronto en la ciudad principal de la región libia comprendida entre Egipto y Cartago, aumentando las relaciones comerciales con todas las ciudades griegas. El punto álgido de su prosperidad tuvo lugar bajo sus propios reyes en el siglo V a. C.


Las ruinas de la ciudad son importantes y permiten ver los restos de calles, el acueducto principal, templos, teatros y tumbas, aunque quedan también algunas esculturas y pinturas. La vía que unía Cirene con la cercana ciudad de Apolonia de Cirene aún se puede seguir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada