Ayamonte, pueblo fantasma


Situado en la provincia de Huelva, cerca de la frontera lusitana, Ayamonte es uno de los "pueblos fantasmas" más misteriosos y desconcertantes de España. Sus calles estrechas y sus casas encaladas inspiran sospechas y temores cuando paseas por el pueblo. El sentimiento de que una extraña fuerza invisible te acompaña es continuo.

El comienzo de los sucesos parece tener un hecho concreto: en el año 1640, Don Francisco Manuel Silvestre de Guzmán y Zúñiga, sexto Marqués de Ayamonte, es acusado por instigar una conjura separatista apoyando la secesión de Andalucía y de entregar unos documentos que hicieron abortar la reintegración de la corona portuguesa a España. Por estas acusaciones es sentenciado a la "pena de muerte a cuchillo". Su cabeza fue cortada.


Desde hace años han ocurrido en sus calles fenómenos extraños que mantienen en vilo a sus habitantes. Los rumores no son sólo historias y leyendas, existen en hechos reales. Se dice que por sus calles cabalga un jinete con una armadura de la edad Media, un espectro que cabalga algunas noches en la zona alta del pueblo. El único testigo de aquél trágico pasado sigue siendo el Palacio del Marqués de Ayamonte, en cuya fachada, a uno y otro lado del balconaje, hay coronas del marqués, bajo las cuales figuran los escudos. Se dice que en ese palacio se oyen pisadas y que existe una silueta humana deambulando por los pasillos y salones del antiguo Palacio. Pero aquí no acaban las leyendas de este pueblo fantasma...


En la parte alta de Ayamonte existía un castillo del que hoy sólo quedan ruinas. Son numerosas las personas que van a pasear por los alrededores ya que se tiene una visión panorámica de la ciudad, pero son frecuentes las personas que afirman haber oído voces, algunas incluso desgarradas, por la noche en aquel monte. Y no sólo voces, también pisadas de caballos y chasquidos que recuerdan una lucha entre caballeros medievales armados con sus espadas.


La Iglesia de las Angustias, situada en el centro de Ayamonte, también posee su leyenda: Cuentan haber visto personas vagando. Pero sus pies no tocaban el suelo. Estas escalofriantes visiones las cuentan varios de los hombres que se dedican a llevar a la Virgen a cuestas durante la Semana Santa y también personas que van a misa por las tardes.


Una de las calles antiguas del pueblo alberga la que es conocida como la "casa maldita". En ella una persona de edad avanzada visionó a una persona ahorcada trajeada a la antigua usanza de aquellos pueblos, colgada de un árbol del corral. Hoy en día esta casa ha sido transformada en un taller de tapicería, y su nuevo propietario cuenta, no sin cierto temor, que siguen produciéndose fenómenos "no muy normales".

Cómo vemos, no son pocas las leyendas que existen sobre Ayamonte. Testimonios terroríficos que ponen los pelos de gallina y que no dejan indiferente a nadie. Tal vez sean sólo leyendas...
¡¡o tal vez no!!

1 comentario:

  1. Hola xana,
    En españa hay cientos de casos como este,esté lo desconocia,tiene que ser toda una experiencia estar en este pueblo y poder ver o sentir alguna de las cosas que cuentas.
    Un beso!

    ResponderEliminar