Wadi El Seboua


Situado a orillas del lago Nasser, Wadi El Seboua es conocido también como Valle de los leones y se compone de tres importantes templos siendo el más destacado el Templo dedicado por Ramses II a los dioses Amon-ra y Rahorakhtique.


El Templo de Dakka, dedicado a Thot, es el único templo paralelo al curso del Nilo que conserva su fachada orientada al norte. Muy cercano a éste, se encuentra el templo de estilo greco-romano de Maharraka dedicado a Serapis e Isis cuyo significado actualmente es "mujer de dudosa reputación". Destaca su sorprendente escalera de caracol, única entre todos los templos nubios.


Ambos templos fueron en parte levantados sobre sus propias bases, y en parte cortados dentro de la roca. El Templo de Amenhotep III fue dedicado, primero, a la forma nubia del dios Horus; y más tarde, al dios Amón. Fue dañado en el período de Amarna y fue restaurado por el rey Ramsés II. 


El propio templo de Ramsés fue dedicado al dios Amón-Ra y al dios Rahorakhty. Consistía de un camino de ingreso acompañado por una línea de esfinges, que conducía a una serie de tres pilonos con colosos del rey, en el frente del pilono de piedra que se conserva actualmente.


El patio de su interior, tiene diez estatuas del rey Ramsés II conectadas a sus columnas, representadas en el estilo grueso, en vez del redondeado, a menudo usado en esta área.


Dentro de la roca, hay una sala de doce columnas que se hallan antes de un vestíbulo transverso y las cámaras del santuario. La entrada al nicho central fue decorada para mostrar a Ramsés II venerando a los dioses Amón-Ra, Rahorakhty y a sí mismo. Pero en la época cristiana, el templo fue convertido en una iglesia y la representación de Ramsés fue modificada, venerando esta vez, a San Pedro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada