Santa Lucía Cotzumalguapa


Cotzumalguapa es un término de origen Náhuatl compuesto por "Cucuzamatl" o "Cuzatli" que significa "Comadreja" y el locativo "Pan" que se refiere al lugar, lo que da como resultado "Lugar de las Comadrejas".

Durante el Clásico Tardío (600-900 d.C), se consolidó un estado teocrático-militar poderoso en la región de Santa Lucía Cotzumalguapa, el cual controló la riqueza agrícola de la zona y el intercambio comercial de las ciudades de la Costa del Pacífico con las del Altiplano; por ser un pueblo diferente a los que habitaron el área de Guatemala, se le distingue como "Cultura Cotzumalguapa".


El centro de poder estuvo localizado en el complejo urbanístico conformado por los sitios de Bilbao, El Castillo y El Baúl, que ocupaban en conjunto una superficie de más de 6 km2.

En dicha acrópolis se combinaban las actividades artesanales (elaboración de armas con obsidiana que se traía de El Chayal y San Martín Jilotepeque), artísticas (figurillas de jade), políticas y religiosas (Cabezas 2005: 67).


Los sitios monumentales de Cotzumalguapa fueron abandonados posiblemente entre el 1000 y 1100 d.C. Es posible que las áreas en sus alrededores nunca hayan sido abandonadas ya que para la conquista española aun estaban habitadas.

Durante el Postclásico se dio una serie de cambios con el ingreso de los Pipiles entre los años 900 y 1350 d.C; y de los Cakchiqueles quienes para 1400 d.C. habían conquistado la zona de Cotzumalguapa (Johnston 2001: 22).


Las calzadas .... 

Las calzadas de Cotzumalguapa son avenidas empedradas, de anchura diversa, algunas de las cuales recorren largas distancias, para integrar entre sí los conjuntos arquitectónicos principales, así como varios sectores del sistema de asentamientos de la zona nuclear de Cotzumalguapa. Se han identificado siete calzadas, pero seguramente existieron otras, que hasta ahora han escapado a la atención arqueológica. 


En términos generales, las calzadas se caracterizan por presentar un eje central bien marcado por medio de piedras grandes y bien colocadas. Los empedrados suelen ser de mejor calidad en la parte central de las calzadas, mientras que los bordes presentan piedras más pequeñas, colocadas con menos cuidado. En muchos lugares, las calzadas no presentan bordes claramente definidos, pero en ocasiones hay hileras de piedras que los marcan con nitidez.


Un rasgo extraordinario del sistema de calzadas son los puentes de piedra que permiten atravesar algunos ríos. Se han identificado tres puentes, que manifiestan diversas formas de construcción. Las calzadas también atravesaban varios arroyos, posiblemente con la ayuda de puentes de material perecedero. Se ha detectado una localidad en la que el curso de un arroyo fue desviado para formar un paso adecuado para la calzada Gavarrete. 

Otras calzadas serían las de ... Habel, Berendt, Eisen, Calzada y puente de Thompson, calzada y puente de El Castillo o la calzada de Seler- Sachs.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada