La roca negra de Olumo y el Bosque sagrado de Ochún-Oshogbo


Abeokuta cuyo nombre significa “ciudad debajo de las piedras” o “pueblo al pie de las rocas” está situada a orillas del río Ogún, cerca de la frontera con Benin. Fue fundada en 1825 como refugio contra las deportaciones de esclavos.

Las rocas sagradas de Olumo. La caverna interior se convirtió en santuario donde oficiaban los padres fundadores durante las guerras tribales. Para el pueblo egba estas rocas no sólo fueron un factor de unificación, sino también un lugar sagrado al que rendir culto para que los seres superiores les protegieran. Las Iyalorishas custodian el santuario.


Las escaleras fueron talladas en la roca, lo que permite a los visitantes subir a la cima.

Situado en la periferia de la ciudad de Oshogbo y surcado por los serpenteantes meandros de un río, el tupido bosque sagrado de Ochún es uno de los últimos residuos de bosque primario subsistentes en el sur de Nigeria.


Considerado morada de Ochún, diosa de la fertilidad, este sitio alberga esculturas y santuarios dedicados a esta y otras divinidades de los yorubas. Es probablemente el último de los bosques sagrados de esta etnia y, por eso, se ha convertido en un símbolo de su identidad. El sitio atestigua la práctica muy extendida en otros tiempos de consagrar bosques a las divinidades en los alrededores de todos los asentamientos de población.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada