Iglesia monolítica de Saint-Emilion


En un principio, la iglesia monolítica era una sencilla cueva donde san Emilion, un monje benedictino, vivió como ermitaño durante el siglo VIII.

Esta iglesia es el resultado de la ampliación de cuevas. Se dice que los monjes que la excavaron retiraron más de 15.000 metros cúbicos de roca con el fin de permitir la "construcción" de la iglesia actual.


El interior sorprende tanto por la amplitud de las naves, cortadas en la piedra, como por el corte perfectamente regular de las bóvedas y los pilares cuadrangulares. Un bajo relieve en el fondo de la nave central representa dos ángeles guardianes de las puertas del Paraíso.

Las bóvedas culminan a una altura de 20 metros, mientras que las ventanas del siglo XV permiten que la luz penetre en el flanco oriental.



El campanario situado exactamente sobre la iglesia monolítica comenzó a ser construido desde el siglo XII. Sin embargo, sólo la planta baja y el primer piso datan de esta época. El segundo y tercer piso están edificados en el siglo XIII y se terminó totalmente con escalera incluida al final de la Edad Media.



Confiscada durante la Revolución Francesa, la iglesia fue devuelta a la orden a principios del siglo XIX.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada