Eski-Kermen ... La ciudad de las cuevas


Localizada en una meseta poco accesible, la villa antigua de Eski-Kermen es una de las ciudades de cuevas más viejas y pintorescas que se encuentran en los alrededores de Bajchisarái, Ucrania. En total, Eski-Kermen tiene más de 350 cuevas. 

Estas cuevas fueron construidas en el S. VI y fueron utilizadas tanto para albergar alimentos como también para la habitación humana gracias a la seguridad que proporcionaban.

 
Hoy en día Eski-Kermen está desierta pero, pese al final trágico, la villa logró conservar restos de numerosas fortificaciones, templos y casas talladas en rocas.

Lo más característico de Eski-Kermen es que alberga un templo, el de los Tres Jinetes tallado en una roca grande. Sus interiores han conservado los fragmentos de la pintura al fresco de los siglos XII al XIII. 


Además, hay ruinas de otro templo antiguo, construido hace mil quinientos años, que se yergue sobre la antigua plaza central de la villa. 

Entre otros atractivos de Eski-Kermen cabe señalar el pozo muy profundo que está trazado en todo el espesor de la roca. En su interior hay una escalera con 89 escalones, que antes conducía a una cueva donde se recogía agua de los manantiales que brotan al pie de la meseta.


La “ciudad de las cuevas” fue habitada hasta la llegada de los mongoles en el siglo XIII. Debido al terreno montañoso, era difícil el acceso a la ciudad, por tanto fue uno de los últimos territorios de la zona en sucumbir ante las embestidas de los mongoles. Después de que las cuevas fueron abandonadas por los residentes , los aldeanos vecinos comenzaron a utilizarlas con fines comerciales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada