Bonorva


Bonorva es un municipio de Italia en la provincia de Sassari, región de Cerdeña. Allí podemos encontrar esta maravillosa tumba excavada en la roca y sus paredes están repletas de pinturas de espirales en rojo. Son en concreto siete espirales, varias de ellas conectadas entre sí.
También hay cabezas de toro y una extraña figura con forma geométrica de color blanco y negro. Todo ello parece estar relacionada con culturas del Neolítico como la Ozieri (3800 BCE - 2900 BCE).


Lo más extraño es que parece que la "Soprintendenza archeologica" de Nuoro y Sassari parece haber ordenado el cierre de la entrada principal de la tumba con una gran roca y hormigón ... El motivo? Quizás nunca lo sepamos!



Pero sigamos con las Domus de Janas ...

Las domus de janas son estructuras sepulcrales constituidas por tumbas excavadas en la roca de formas variadas. Son típicas del área del Mediterráneo y en particular de la isla italiana de Cerdeña. El término significa casa de las hadas o casa de las brujas, aunque según algunos estudiosos hace referencia a Diana. En sardo también se denominan forrus o forreddus. 


A menudo se encuentran adosadas entre sí formando auténticas necrópolis subterráneas, con un corredor de acceso común y una antesala, a menudo amplia y con techos altos.

Se atribuyen a la cultura de Ozieri, durante el Neolítico, que en aquel momento cambió radicalmente el modo de vida de la sociedad sarda. Esta cultura era propia de una sociedad de agricultores, y cuya religión fue probablemente traída de las islas Cícladas.


Se encuentran repartidas por toda la región de Cerdeña, donde se documentan más de 2400, aunque muchas de ellas todavía no se han desenterrado. Las evidencias indican que fueron construidas entre el IV y el III milenio a. C. En el municipio de Sedini se encuentra la mayor «domus de janas» de Cerdeña, cuya estancia se ha convertido en un museo etnográfico.


Sin duda una de las más impresionantes es la Necrópolis de Sant'Andrea Priu ... Las grandiosas domus de janas de Sant'Andrea Priu son realmente impresionantes. Se trata de 20 sepulcros excavados entre el IV y el III milenio a.C. en una pared de traquita de 10 m de altura, orientada hacia el sur; algunos, como la Tomba del Capo, fueron utilizados como lugares de culto cristiano durante la Edad Media, como demuestran los hermosos ciclos de frescos recientemente restaurados. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario