Almas y Llamas Gemelas


A menudo se habla sobre las almas gemelas, pero, ¿qué son las llamas (flamas) gemelas? En este post espero poder mostrar la diferencia existente entre ambas y para ello comenzaré hablando sobre los tipos de amor ... 
  • Amor Convencional ...
Todo inicia con una atracción visual que responde a una resonancia; es decir, cuando tomamos contacto visual con otra persona, si hay una reciprocidad comienza un enganche o enamoramiento.

La atracción física se puede expandir a una atracción sexual, mental y emocional, pero estas relaciones responden a las necesidades del ego. En estas relaciones, después de la clásica etapa de "enamoramiento", en la que sólo se ve y se acepta lo que se desea de la otra persona, empiezan las pugnas de poder, los conflictos, las dependencias o co-dependencias, las diferencias, la sumisión, la posesión, la inseguridad, el miedo a perder a la persona, el estímulo de la imagen de la relación y de la pareja. Es decir, nuestra experiencia de amor se basa en la apariencia, la dependencia y la atracción, no en el verdadero amor, de ahí que en muchos casos lleguen las separaciones o el intento de convertir a nuestra pareja en un títere.

  • Almas Gemelas ...
Las almas gemelas son personas afines, de ahí que se pueda tener muchas almas gemelas e incluso y contrariamente a lo que solemos pensar, puede que sean personas de nuestro mismo sexo. 

En este nivel la dualidad del ego sigue existiendo pero con un matiz diferente, ya que tenemos la sensación de conocer a la otra persona de siempre.
Existe una atracción, sí, pero ésta está por encima de lo físico. Todavía hay enamoramiento, pugnas de poder, conflicto pero también hay una conexión interior que puede sentirse a través de la comunicación telepática. 

  • Llamas divinas o gemelas ...
De acuerdo a la mitología de las flamas divinas, en el inicio de los tiempos fuimos creados de una sola fuente que se dividió en unidades pequeñas hasta crear dos almas que viajarían a la Tierra para aprender sobre la experiencia de la dualidad.

Reencarnarían en muchas vidas con el deseo del uno por el otro, encontrándose con frecuencia, hasta reunirse en el nivel de conciencia que les permitiría dejar este plano físico como uno. En el nivel de almas gemelas nos encontramos con muchas de ellas pues son almas que están en un mismo grupo de resonancia.

En cambio, a nivel de flamas divinas solo vamos a encontrar una sola. Antes de dividirnos para venir a experimentar la dualidad, estábamos en la dimensión de la unidad total. Esa es nuestra más profunda naturaleza. Al venir a la dualidad nos dividimos y nos separamos. 

La añoranza del regreso a la unidad está en cada átomo de nuestro ser. Para regresar a esta unión total necesitamos trabajar las dimensiones de la dualidad. Por eso estas son las relaciones, por un lado, más complicadas y difíciles y, por otro lado, las únicas que nos permitirán sentir esa plenitud de la verdadera unión en la totalidad.

La realización de las relaciones a este nivel se da cuando los dos seres, en sus respectivas polaridades de la separación inicial, llegan a un nivel de conciencia espiritual lo suficientemente fuerte como para reconocerse.

En este nivel el amor ya no es una emoción y, aunque se puede sentir esa energía, no es exactamente un sentimiento sino almas en un estado de conciencia que lo abarca todo. Aquí ya no se trata de la relación de dos almas que viven en la dualidad sino del encuentro del espíritu con el espíritu.

Resumiendo podríamos decir que las almas gemelas provienen del mismo grupo álmico y las flamas gemelas provienen del mismo ser ... Son UNO.


Cuando nos encontramos con nuestra flama gemela, la sensación es absolutamente única y distinta a cualquier otra. Se siente una conexión irrompible, se siente un amor totalmente libre, que da una paz interior de gran magnitud, los miedos no existen ya que se siente esa sensación de ser uno con el otro, separados y unidos al mismo tiempo ... se puede ver al otro con total transparencia, no existe ni la pretensión ni la mentira. Finalmente, se siente esta sensación de estar siempre acompañado en la esencia del amor.

Si logramos retomar nuestra pureza e inocencia primordiales, abriéndonos totalmente a nuestra otra mitad hasta el punto en que la confianza sea plena y podamos estar desnudos de corazón frente al otro, entonces las dos Flamas se fusionan como una y crean una tercera fuerza que se denomina "Sophia", o la "flama santa sagrada". 


La unión entre las flamas gemelas puede hacernos sentir éxtasis, felicidad y euforia, aunque también nos puede abrir las puertas del Edén , ya que es ahí donde nuestra verdadera iniciación a los sagrados ritos sexuales suceden. Cuando nos fusionamos gracias al sexo sagrado descorremos los siete velos de Isis ...

Como sabéis, hay una cámara secreta y oculta entre nuestras glándulas pituitaria y pineal que es activada por la energía de la serpiente. Si nos quemamos mutuamente en vez de unirnos en una sola flama, causamos un corto circuito a los campos energéticos, y eso nos es enviado de regreso y allí es donde nos consumimos de dolor. 

Sin embargo, si somos capaces de nutrir la santidad y lo sagrado durante la consumación entonces se dará un hermoso baile cósmico de los gemelos  ... el baile cósmico de lo masculino y lo femenino y la flama de la UNIDAD – la Armonía, el Equilibrio y la Felicidad.
Y es que  ... “El verdadero amor no es cuestión de cuerpos sino de almas”.
Ellas saben que han venido a este mundo para aprender, para evolucionar, y tienen una misión conjunta de amor con su otra mitad tanto en el plano físico, pero sobre todo en el espiritual. 


Las llamas gemelas no podrán unirse en lo físico hasta que no estén del todo elevadas, y hayan alcanzado la pureza del espíritu, ya que tienen una misión conjunta amor de aprendizaje y de ayuda tanto para los demás como para ellos mismos.

No existe el conflicto entre llamas gemelas, ya que la una vive para la otra y saben muy bien de las necesidades mutuas que tienen. Se nutren de amor, de ayudar a los demás y de ayudarse mutuamente. El amor incondicional lo sienten y lo viven, pues saben que es necesario. 

Se enamoran de su alma, y se abren la una a la otra con la finalidad de dejar ver toda esa fuente maravillosa de amor que irradia dentro de ellas. Se sienten protegidas la una con la otra, y lo comparten todo porque cuando están juntas sienten que están en casa.

1 comentario:

  1. Esta tan bien y simplemente explicado que es casi perfecto y por que digo casi, sabemos que seria la perfeccion pero no es por eso, es que en un parrafo dises que esa unidad se separa para venir a la tierra y cumplir su mision si bien esto es asi como finalidad a mi me hubiera gustado que ampliaras un poco mas contando que el viaje de esas dos flamas para su aprendizaje es largo y pasa por todos los estados y planos hasta encarnar aca donde tambien deben transcurrir muchas encarnaciones. O sea no es corregirte si no mas bien aportar un granito mas de arena con mucha humildad claro. Te mando luz

    ResponderEliminar